Roberto Rojas – selección de Chile

Es, probablemente, la sanción más fuerte en la historia del fútbol. Su catalizador fue la vergonzosa simulación que hizo Roberto Rojas, arquero de Chile en un partido ante Brasil valido por las eliminatorias al mundial Italia 1990. Corría el minuto 64 en el mítico estadio de Maracaná, Brasil ganaba el partido y Chile estaba por fuera del Mundial. Rojas vio como cerca suyo cayó una bengala arrojada por el público y aprovechó para lanzarse abruptamente al suelo. (Los fichajes del fútbol que salieron regalados)

Lo increíble es que tenía toda la cara ensangrentada así que todo hacía creer que la bengala lo había impactado. Pero las imágenes de televisión captaron como el arquero había fingido el golpe y más bien, él solo, se había cortado la cara con una cuchilla de afeitar que guardaba bajo uno de los guantes. Este episodio ocasionó que la FIFA sancionara a Rojas de por vida (nunca más pudo jugar) y además no dejó que Chile participara en las eliminatorias rumbo al mundial Estados Unidos 1994.

Juanito – Real Madrid

Nadie duda sobre el talento que tenía este delantero del Real Madrid, portador de la histórica camiseta número 7 del club español. Pero también era uno de los jugadores más temperamentales del equipo y tuvo varios momentos de rabia dentro del terreno de juego. El más recordado, sin dudas, fue en 1987 cuando, en un partido entre el Madrid y el Bayern Munich de Alemania, le propinó dos pisotones —uno en la cabeza— al mediocampista alemán Lothar Matthäus. Esa conducto le ocasionó una suspensión de cinco años sin poder jugar partidos europeos y, lógicamente, su salida del equipo ‘merengue’.

Eric Cantona – Manchester United

Probablemente uno de los jugadores más rebeldes que el fútbol haya visto, este francés fue multado con nueve meses por fuera de las canchas luego de pegarle una patada voladora a un hincha del Crystal Palace en enero de 1995. Cantona había sido expulsado y, tras no aguantar más los insultos de la hinchada rival, se fue a buscar uno de ellos y le propinó una de las patadas más famosas en la historia de este deporte. (10 camisetas del fútbol europeo más bonitas, según una experta en moda)

David Navarro – Valencia

Este defensor español tuvo que estar siete meses sin jugar en el 2007 luego de romperle la nariz de un puñetazo al argentino Nicolás Burdisso en un partido de Champions League entre Valencia y el Inter de Milan. Navarro se encontraba en el banco de suplentes pero al finalizar el encuentro, se armó una gresca entre ambos equipos por lo que el jugador atacó duramente a jugadores contrarios, específicamente a Burdisso.

Luis Suárez – selección de Uruguay

Seguramente todavía recuerda con claridad la mordida que Suárez le dio al italiano Giorgio Chiellini en el partido entre Uruguay e Italia en el mundial de Brasil 2014. Suárez no pudo jugar contra Colombia en el duelo de octavos de final pero tampoco lo pudo hacer durante los próximos cuatro meses y nueve partidos con su selección. (El inglés que prefirió el fútbol colombiano al europeo)

Joao Pinto – selección de Portugal

Mundial de Corea del Sur-Japón 2002. Juegan Portugal contra Corea y el delantero portugués Joao Pinto le comete una patada criminal a un rival. El árbitro argentino Ángel Sánchez correctamente expulsa al futbolista. Pero la cosa no acaba ahí: Pinto le pegó un puño en las costillas al juez y Portugal quedó eliminada. Este acto le costó una suspensión de seis meses sin fútbol al delantero que, nunca más volvió a ser convocado a su selección. (¿Cuántos equipos colombianos se pueden comprar con el precio de Neymar?)

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.