Definición: prueba contundente de los horrores del mundo. La historia: el admirable Paul Rusesabagina (Don Cheadle), administrador del hotel más prestigioso de la Rwanda de 1994, no se conforma con ser otro testigo mudo del genocidio producido por la guerra absurda (aunque suene redundante) entre los Hutu y los Tutsi: le dará posada a 1.200 personas en el momento en el que más lo necesiten. Qué es: el regreso del buen cine político, en la línea de Costa-Gavras o Jim Sheridan, de la mano del productor de En el nombre del padre. Zoom a: el momento en el que Paul, convertido de la noche a la mañana en un Óscar Schindler africano, negocia con el implacable ejército Hutu la vida de las personas que viven en su barrio. Es cierto: el verdadero Rusesabagina, que ha recibido varios premios internacionales de paz en los últimos años (entre estos, la Medalla Presidencial de la Libertad), asesoró a Cheadle en su brillante interpretación.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.