Como ya habrá visto en noticias, España se encuentra inmersa en un situación política compleja que, incluso, ha desencadenado para decidir si Cataluña debe independizarse o no. Esta región funciona como un departamento en Colombia que, aunque se beneficia de una gran autonomía y autogobierno, depende en muchos aspectos, especialmente a nivel económico, del Estado Central Español. Entre otras cosas, los independentistas alegan que Cataluña es la región más rica de España, aunque las cifras demuestran que está por debajo de otras comunidades autónomas (departamentos) como Madrid, País Vasco y Navarra. 

El pasado primero de octubre, el líder de la coalición independentista llamó a un referendo para preguntarle a los catalanes si querían ser una nación independiente de España. La consulta, con una participación de algo más de 2 millones de catalanes pero sin un censo establecido (en 2015 eran más de 5 millones), logró una mayoría del 90% de acuerdo con los partidos convocantes. El Estado central español no reconoció dicho referendo (ni el resultado) que, además, se vio opacado por los enfrentamientos violentos entre la policía española y los catalanes que querían votar. 

Ahora, ¿esto que consecuencias va a traer al Barcelona F.C., el que, según muchos, es el mejor equipo del mundo? España cuenta con una ley del deporte que exige que los equipos participantes de cualquier categoría deben ser españoles. Sin embargo, el gobierno de Cataluña asegura que esta normativa puede cambiar y eso le daría al Barça, por medio de sus socios y su junta directiva, la oportunidad de elegir en qué liga jugar: la española o la catalana. Incluso en la francesa. (Visita a La Masía, la mejor fabrica de futbolistas del mundo). 

Las mismas dudas se vierten sobre el futuro del Espanyol F.C, equipo de primera división también de Cataluña. La diferencia entre un club y otro es que, mientras el Barcelona sí ha declarado abiertamente su apoyo a la autodeterminación de la región, las directivas del Espanyol se han mantenido al margen. 

Si se queda en la Liga Española

En primer lugar, la federación catalana de fútbol debería enviar una solicitud a la FIFA para que el Barça permanezca en España. Pero el mismo club puede querer no quedarse y eso debería determinarse en unas elecciones internas en donde los socios voten por el destino. Siendo el Barcelona un club histórico de Europa, el tema financiero es clave y muchos factores podrían ‘doblarse’ para que el equipo de Messi se quede jugando la liga española. Hablamos de derechos de imagen y de televisión, participación en torneos internacionales y hasta mercadeo en audiencias a las que la liga española le está apostando como Asia y América Latina. Si se queda, sería, a fin de cuentas, algo similar a lo que sucede con el AS Mónaco en Francia que sí juega en la liga francesa.

Sin embargo, esta fórmula es poco probable si finalmente Cataluña proclama su independencia. El presidente de la Liga, Javier Tebas, ya advirtió en declaraciones con medios españoles que "si este proceso avanza, yo espero que no, no podrían jugar en lo que quede de España, no podrán jugar en La Liga española", y añadió que "la liga catalana estoy seguro de que en derechos de televisión no les dará lo mismo. Dejará de ser un gran club de Europa, seguramente". 

Si se va de la Liga Española

Entre muchas de las cosas que pasarían, la más llamativa sería el fin del clásico Real Madrid-Barcelona, la ausencia del Barça en la Champions League y los millones de euros que dejaría de recibir la liga española por derechos de televisión. Al jugar en un país nuevo, el equipo estaría en la liga catalana, una liga que casi nadie ve con equipos que hoy juegan en tercera división y que no tiene ningún cupo a torneos internacionales, aunque esto seguramente podría modificarse. (El secreto detrás de la celebración de los goles de Messi)

Las consecuencias serían además drásticas para los jugadores del Barça, una plantilla de primer nivel empezando por el cinco veces ganador del Balón de Oro, Lionel Messi. El argentino sería el primero en abandonar el barco y se rumora que se iría a jugar a la Premier League de Inglaterra. La razón es sencilla: la liga catalana de fútbol tiene un nivel muy pobre como para que el mejor jugador del planeta se quede jugando ahí. El mercadeo y la plata que mueve Messi se echaría a perder y los contratos multimillonarios que tiene el delantero se verían perjudicados. Pero además, jugadores como Luis Suárez, Ousmane Dembélé —el joven de 19 años que ahora es el jugador más caro de la historia—  Ivan Rakitic y muchos más le dirían adiós al equipo blaugrana. (Los mejores futbolistas colombianos en FIFA 18)

Piqué y la selección española

Cada vez que Piqué toca el balón como jugador de la selección de España lo chiflan. Eso no es nuevo y de hecho este lunes, durante un entrenamiento, lo volvieron a hacer. La cuestión es que el defensor central es uno de los abanderados de la separación de Cataluña y cada vez que puede habla sobre el tema. De hecho, en la rueda de prensa que dio el domingo después del partido a puertas cerradas contra Las Palmas, el mismo día que se votó el referendo, dijo: “No tengo ningún problema en dar un paso a un lado y dejar la selección antes de 2018”, pero añadió: “El que va (a la selección) no es el más patriota, lo que hay que hacer es ir y rendir al máximo. No es una competición de patriotismo”.

Lo cierto es que todavía no se sabe qué vaya a pasar y de momento Piqué sigue siendo convocado como uno más de la selección española, algo por lo que Julen Lopetegui también se ganó una chiflada.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.