Su nombre completo es Janet Domita Jo Jackson. Tiene 38 años y un abdomen perfecto. Es una de las figuras (en todo el sentido de la palabra) más importantes del género pop de las últimas dos décadas y hasta la fecha ha vendido más de cuarenta millones de discos en todo el mundo. A sus hermanos, como a su llamativamente cubierto pezón, los conoce todo el mundo. Comenzó precisamente a cantar abriendo las presentaciones de los Jackson 5, la banda de sus hermanos mayores, y de ahí pasó a protagonizar una exitosa serie de los ochenta llamada Good times.
Su primer disco lo grabó a los dieciséis años y fue un total fracaso. A partir de entonces decidió cambiar por completo su imagen de "niña buena" y descubrió que la clave del éxito radicaba en acompañar su increíble voz con mucho baile y poca ropa. Le ha funcionado (cosa que no puede decirse de su hermana, La Toya, que eligió acompañar su voz de ropa ordinaria y mucha silicona).
A su hermano Michael el mundo podrá perdonarle sus apetencias de cama, pero a la pobre Janet nadie en Norteamérica parece dispuesto a pasarle por alto el episodio del Superbowl. Y ella no da su brazo a torcer, pues mientras su pareja en escena, el escasamente talentoso Justin Timberlake, pudo ir a los Grammy tras aceptar ofrecer públicas excusas, Janet ha dicho que no hay nada de que arrepentirse. Tiene nuevo disco en tiendas, Domita Jo, y la única duda es si la invitarán o no a la ceremonia del año entrante en caso de que su álbum gane gramófono. Y ganará.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.