Después de haber vencido a grandes ciudades como Tokio, Chicago y Madrid, los cariocas celebraron en las playas de Copacabana la delegación de la sede para los juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2016.
 
El presidente Inacio Lula da Silva dijo que iban a ser los mejores Olímpicos hasta el momento, inolvidables para el mundo. Aunque Brasil hace parte del grupo de los países con mayor perspectiva económica -el BRIC (Brasil, Rusia, India y China)-, queda en duda si el país logrará pagar tanto el mundial del 2014 como los Olímpicos de 2016, o si terminará endeudado como Montreal, ciudad que hasta hace tres años logró saldar todas sus deudas de las Olimpiadas que se celebraron allí en 1976.
 
Por ahora, este es el plan maestro de construcción que tienen pensado, y no se ve para nada mal:

 

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.