Todos sabemos que la mayoría de mujeres (hipsters y millennials) quedan medio idiotizadas cuando ven pasar un man con barba; se derriten, se enamoran, mojan cuco y hasta piensan en tener un hijo con el que más pelo trasmita a su primogénito. Entonces los que no tenemos barba o nos crece como si nuestra cara fuera la República Independiente de la Anarquía (este pedazo sí, este no, este pedazo menos, este pedazo como si fuera un Oasis en medio del desierto…) no tenemos ni medio chance de levante en Estéreo Picnic, ni en universidades, ni en ciclovías, ni en carpas hippies, ni en fiestas de camisetas de flores y colores hasta el cuello, en fin, casi en ningún lado.


Sin embargo, la ciencia está de nuestro lado, de los hombres bien peluqueados, bien afeitados, ¡bien lampiños! Pues un estudio realizado por un laboratorio de Nuevo México ha revelado que algunos vellos faciales tienen tantos gérmenes y bacterias como un inodoro, sí señoritas, vean esa cochinada de la que se enamoran. 

¡Y eso no es todo! Según microbiólogos de Quest Diagnostics, algunas de esas caras llenas de pelo llegan a tener, incluso, partículas fecales, es decir, pura y física mierda.

John Golobic, encargado del laboratorio de Nuevo México, limpió una serie de barbas en busca de bacterias y encontró que, si bien varias contenían bacterias normales, algunos presentaban tantas que eran comparables a los baños de El Campín o, para no salir del tema, a los baños del Estéreo Picnic. "Si hubiera muestras similares en el sistema de agua de un baño, tendría que cerrarse para su desinfección", explicó el científico. "Habría un grado de suciedad un tanto inquietante".

Si bien las partículas fecales también aparecen en smartphones, cepillos de dientes y hasta en el agua bendita (Dios sabe cómo hace sus cosas), en el caso de las barbas es ligeramente peor, ya que los hombres con barba son más propensos a contraer enfermedades de la piel y a trasmitirlas con mayor facilidad… por ejemplo, en un besito con lengua, ustedes verán, chicas, si se le miden.

Para completar: el microbiólogo y profesor en la Universidad de Aston, Anthony Hilton, aseguró que cerca de 20 mil bacterias viven entre el vello facial. 

Una de las claves para tener una barba limpia, o sea libre de mierda, es lavarse las manos constantemente y utilizar un buen exfoliante. Tratar de mantener las manos lejos de la cara tanto como sea posible, pues los que tienen barba se la viven tocando todo el día como si fuera la novia. Y si aun así no se le quitan todas esas bacterias de encima, lea esta Guía Práctica para el Manejo del Chilindrín o aféitese ese vaina de una vez.
 
 
 
 
*Con información de www.clarin.com
 

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.