En pleno 2008 basta montarse en el nuevo juguete de la casa automotriz alemana para adelantarse varios años en el tiempo. Las fotos ilustran muy bien de qué se trata, pero no sobran las palabras para darle contexto. Con 5,17 metros de largo, el F 700 optimiza lujo y comodidad sin sacrificar desempeño.

El timón no es exactamente una circunferencia y de ahí en adelante ya nada es lo mismo. El tamaño del carro permite que el asiento trasero derecho pueda ponerse de manera invertida, justo de frente a una pantalla de 51 centímetros, reinventando así completamente el espacio interior.

Su motor utiliza un sistema llamado Diesotto, combinación entre diésel y gasolina, que permiten que su consumo sea de apenas 5,3 litros de gasolina cada 100 kilómetros. Además cuenta con sensores que le permiten detectar el estado del camino hasta con 15 metros de anticipación. El F 700 no solo vuela sobre la carretera, también se adelanta a ella.

Pero nada es perfecto en esta vida, ni siquiera el mejor de los Mercedes Benz. Entre tantas cosas buenas tenía que existir una mala: aún no está a la venta. Como todo lo bueno en esta vida, el prototipo consentido por los alemanes se está haciendo desear.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.