Hacia el Edén

Anne Rice

Zeta, 426 páginas

$31.000

Que no lo confunda el título. Esta no es una novela rosa. Su autora revolucionó el género de terror con la saga que inició con Entrevista con el vampiro y luego hizo novelas eróticas. En Hacia el Edén cuenta la historia de Elliott, un fotógrafo de guerra que abandona todo y suscribe un contrato para ser ‘esclavo’ en El Club, el sitio para sadomasoquistas más exclusivo del mundo. Allá queda en manos de Lisa, ‘la perfeccionista’, su instructora y ama, y jefe de ese lugar creado para satisfacer fantasías y placeres.

Los peces no cierran los ojos

Erri De Luca

Seix Barral, 124 páginas

$29.000

Esta novela corta es una excelente puerta de entrada a la literatura de este escritor italiano. En un estilo que recuerda al de Tomás González, narra con la experiencia de un hombre de 60 años lo que vivió medio siglo atrás en una isla del sur de su país, repleta de vides rebosantes de racimos de uvas, durante el paso del ábrego. Tenía 10 años y descubrió el amor y la justicia de la mano de una niña de 11, una amante de los animales que le dio su primer beso.

El lejano amor de los extraños

Tomás González

Alfaguara, 227 páginas

$40.000

Las obras de Tomás González deberían venir con una advertencia para los lectores: son adictivas. Después de deslumbrar con la novela La luz difícil, el escritor paisa publica este libro con 20 cuentos en el que ratifica su maestría para retratar con palabras las vicisitudes y la complejidad de la naturaleza humana. Le recomendamos estas historias que lo dejarán sin aliento: “Luz de tus ojos”, “Luciérnagas”, “La luz en el almendro”, “Miel”, “Flor de azalea”, “Arcángel”, “Las palmas del ghetto”. 

Inmigrantes II

1. Esto no es un cliché

Astrid Harders

2. El confort de la cotidianidad

Hernán Burbano

3. Postales de viaje

Iván Herrera

4. Cloaca de Babel

Benjamín Moure

5. Calenturas de un pobre diablo

Sergio Zapata

El Peregrino Ediciones

$50.000 

La segunda entrega de Inmigrantes la conforman cinco libros. Uno es un compendio de fotografías sobre la cotidianidad de un estudiante en Londres, y los otros cuentan las historias que vivieron cuatro escritores viajeros en Boston, Leipzig, Barcelona y Barranquilla. Estos relatos cumplen a la perfección lo que el escritor argentino Alberto Manguel dijo sobre que “las mejores crónicas de viaje no han sido meramente descriptivas. Lo que interesa al lector no es solo visitar un cierto paisaje a través de los ojos del autor, sino, por sobre todo, compartir las pequeñas molestias y delicias de la aventura”.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.