Quizá la actriz Mabel Moreno no pueda ostentar en su hoja de vida cursos de escritura como Patricia Castañeda, pero su libro de cuentos Lo que nos separa nos une alcanza una maestría similar, a la que solo llegan quienes o bien han estudiado con los mejores o bien quienes le han robado tiempo a sus noches, a sus madrugadas, para entablar el difícil comercio con las musas. Sobre todas las virtudes que emanan de este libro de relatos sobresale una, por difícil que parezca sobrepasar la perfección: la artista nos entrega allí frases límpidas, claras, casi cartesianas. Como esta: "A veces los sentidos nos engañan en el tacto que nos falla y la visión se nubla, el sabor se tergiversa entre las mordidas del vino dulce y los sonidos de la noche, y nos sumerge en el sueño del tiempo eterno que huele a sol y a sal, que se derrite en los renglones de estas historias, insinuando su final, que mana con el agua que se escapa entre los dedos y se posa en la sonrisa de un martes". Ni un escritor tan austero como Raymond Carver pudo haber dicho lo que haya querido decir la escritora Moreno con tal economía de recursos.

El lector encontrará en este libro de todo, como en la botica: relatos infantiles y otros presumiblemente de tinte autobiográfico, fábulas, mitos fundacionales, memorias, cuentos algo más modernos. La versatilidad de esta autora rebasa cualquier expectativa. Y lo mejor: en cualquier registro brilla su talento de prosista nata que se ha pulido en el ejercicio cotidiano de la escritura. Cátulo, Proust, Tolstoi: tiemblen en su olvidada tumba ante los portentos estilísticos de la escritora Mabel Moreno: "Volví a la realidad al sentir ese olor a fresa y, aún, no sé por qué, pero Daniel, mi primer amor, bueno, después del chocolate, dejaba la estela por donde pasaba: ¡hum!, fresa...". Poco falta para que se reconozca el inmenso talento de esta gran escritora, y cuando esto suceda las regalías de sus libros sin duda harán parecer bicocas sus abultados pagos como actriz.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.