1925
Dicen que los guayos aparecieron en el siglo XIX, pero los primeros de Adidas fueron creados en los años veinte del siglo pasado, antes incluso de que se disputara el primer mundial, cuando la compañía alemana ni siquiera se llamaba así. Eran de bota alta y cuero duro, y tenían seis taches de ese mismo material.

1950
El año en que Brasil organizó su primer mundial —y lo perdió con Uruguay—, salieron los Samba, que tenían huecos en la suela para absorber la humedad y no resbalarse, supuestamente. El nombre estaba inspirado en los bailarines de samba, que parecían deslizarse.

1954
Adi Dassler, fundador de la marca (Adi + Dass = Adidas), creó los primeros guayos con taches cambiables. Muchos atribuyen a esta tecnología el triunfo de Alemania en Suiza 54; los únicos en el campo que no se resbalaban eran los alemanes, que tenían tacos largos recién cambiados.

1970
Los guayos que ve en esta foto pertenecieron al inolvidable káiser alemán Franz Beckenbauer, quien los usó hasta que se le rompieron. Fueron hechos a su medida, pues sus pies estaban entre dos tallas, eran más anchos de lo normal en la parte de adelante y él mismo los pidió de un cuero muy delgado para poder sentir el contacto con el balón.

1982
Para el mundial de España aparecieron los Copa Mundial, un clásico de clásicos que todavía usan muchos jugadores. Una parte de la suela de los Copa Mundial fue creada con materiales sintéticos; otra, suave para el descanso del pie, y una muy flexible para mayor control y comodidad.

1994
En el 94 nacieron los Predator, una serie de guayos que sigue vigente, cada vez con más tecnología. Los primeros ‘predadores’ revolucionaron por sus ‘escamas’, que hacían que el jugador pateara con más fuerza y efecto. Zidane fue uno de los grandes que los inmortalizó.

2009
Los +F50, predecesores de los +F50 Adizero, nacieron como unos guayos ligeros y cómodos como pantuflas. Si necesita más referencias de estos modelos, sepa que los han usado Messi, James Rodríguez, Gareth Bale, Arjen Robben…

2015

No es un error: faltan unos dos años para que salgan. Pero ya están revolucionando la industria, porque pesan ¡99 gramos! Eso es, para su información, menos que un iPhone. Además, como muchos de los guayos Adidas que ya están en el mercado, tienen un chip para que pueda medir su rendimiento en tiempo real.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.