Los primeros años de un ser humano son los que forjan al adulto en que se convertirá después. En el niño está el germen de su carácter futuro y sus interacciones con los demás. ¿Cómo eran el ex ministro Carlos Holguín Sardi, el senador Armando Benedetti, el actual ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, y el presidente Uribe cuando eran apenas unas tiernas criaturas que aprendían los números, las vocales y a dibujar? A juzgar por los siguientes archivos del parvulario que pudimos rescatar gracias a las artes de la parodia ácida y la especulación humorística, no nos queda ninguna duda de que, como dice el dicho, "destino es carácter".

Sr. Holguín, Sra. Sardi de Holguín

E.S.M.

La presente para comunicarles que Carlitos se ha seguido durmiendo en clase. No es nuestra intención entrometernos en asuntos familiares, pero ¿Carlitos está durmiendo bien en casa? ¿Descansa las ocho horas necesarias? También recomendamos a ustedes, muy respetuosamente, que lo hagan revisar de un médico a ver si es un problema de anemia. La semana pasada nos preocupamos mucho cuando se durmió en medio de la clase de natación y se estaba ahogando.

Armando Benedetti Sr.

E.S.M.

Reciba un afectuoso saludo. Nos dirigimos a usted para ponerlo al tanto de que Armandito sigue sin progresar. Aún no se sabe amarrar los zapatos, no distingue los nombres de los colores excepto el blanco y el negro, todavía se hace popó y chichí sin que hayamos podido enseñarle a avisar. Nos preocupa verlo por ahí, perdido, sin entender qué pasa a su alrededor. Sabemos que la pregunta es incómoda, pero ¿no ha pensado usted en someter a su hijo a una evaluación de coeficiente intelectual?

Sr. Arias y Sra. de Arias.

La Ciudad

El propósito de esta carta es comunicarles nuestra inquietud, pues Andrés Felipe solo quiere andar con los estudiantes de cursos superiores y no con los niños de su edad. Imita sus gestos, su forma de hablar, repite lo que dicen… Está obsesionado en particular con uno de ellos, Alvarito Uribe, lo cual nos ha motivado a brindarle asesoría psicológica. Andresito es el más pequeño y frágil del curso, y se le ha metido en la cabeza que puede andar amedrentando a los demás, razón por la cual ustedes han tenido que recibirlo en más de una ocasión con el ojo morado. Así mismo, señores Arias, percibimos un marcado déficit de sus habilidades matemáticas, cosa que él se niega obstinadamente a aceptar, aun a pesar de que nunca le cuadran las cuentas. Recomendamos que le consigan un profesor particular.

Sr. Alberto Uribe Sierra y Sra.

E.S.M.

Cordial saludo. La presente para informarles que estamos muy preocupados por el comportamiento de su hijo. Si bien es cierto que ha rendido bastante en biología, y particularmente en el módulo sobre ganadería y equinos, sus relaciones interpersonales con los demás compañeritos dejan mucho que desear. Hace poco, durante el recreo, los niños de su curso decidieron jugar a los policías y ladrones. Primero Alvarito era de los ladrones, pero no dejaba de actuar como si fuera uno de los policías. Por fin, los otros decidieron que estaba arruinando el juego y lo cambiaron de bando, pero entonces Alvarito se negó a perseguir algunos de los ladrones, alegando que se trataba de "gente honorable", "buenos muchachos". De esto ya pasaron un par de meses, pero el pequeño Álvaro no ha podido olvidarlo y no cesa de fustigar a muchos de los participantes, a los que llama todo el tiempo "ladrones vestidos de civil", además de "bandidos" y "fantoches". Las profesoras no hemos encontrado la forma de hacerle entender que el juego ya terminó.

De otro lado, Luisito Herrera, que ha sido tan amigo y compinche de él, llegó llorando el otro día y nos contó que Álvaro lo había amenazado diciéndole "le voy a dar en la cara, marica". Estamos preocupadas, pues sabemos que su hijo, en una ocasión, se trenzó en una riña de puñetes con Fabito Valencia Cossio; aunque ya hicieron las paces y siguen siendo tan buenos amigos como siempre. No nos gusta para nada el carácter violento que ha venido adquiriendo Alvarito; él, que ha sido tan caballero. Sobre todo nos preocupa que también haya amenazado con abofetear a la niña Yidisita Medina. Por último, queremos expresarles que acá, en el jardín infantil Mi Pequeño Pony, siempre hemos sido respetuosos de los valores que se inculcan a los niños, y por eso, con respecto a las clases de orientación sexual que se van a impartir durante la próxima semana, respetaremos la opción de Alvarito de no asistir porque "ese gustico es para el matrimonio".

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.