¿Qué tienen en común los integrantes de ChocQuibTown, Bomba Estéreo o Herencia de Timbiquí con líderes sociales como Josefina Klinger, creadora de un novedoso modelo ecoturístico en Nuquí, o Nigeria Rentería, exnegociadora de paz en La Habana? Que todos participaron en el primer festival Detonante, realizado en Quibdó (Chocó), a finales del año pasado. Pero no fueron los únicos: decenas de empresarios, periodistas y expertos en cultura y medioambiente se reunieron en un festival que, desde ya, va camino a convertirse en todo un referente.

Una sola edición fue suficiente para entender que la iniciativa va a revolucionar la manera en que, por medio de la cultura, las ciudades potenciarán su desarrollo sostenible. Detonante es “un festival de gente ordinaria y extraordinaria, de héroes y de amigos”, como dicen sus propios fundadores, tres jóvenes comprometidos con el progreso del país: José Aguirre (director de la corporación asesora de fundaciones Compartamos con Colombia), María López (directora de Sostenibilidad de Publicaciones Semana) y Felipe Jaramillo (creador de la agencia de eventos 10 Music).

“Queremos demostrar el poder movilizador de la cultura. La idea es generar educación y mostrar que se pueden hacer eventos de calidad”, dice María, quien comenzó a trabajarle a la idea hace dos años, cuando conoció al fundador del festival Global Citizen, creado en 2015 para enmarcar el establecimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

La primera edición de Detonante les salió espectacular: no solo grupos como Bomba Estéreo tocaron por primera vez en la capital del Chocó, sino que líderes de la talla de Klinger y Rentería pudieron participar en foros y conversatorios sobre paz. El próximo año, el festival quiere volver a Quibdó, hacer algo en la región de la Amazonía y también, claro, en Bogotá. Así que sígale la pista, porque estamos seguros de que Detonante dará mucho de qué hablar de aquí en adelante. Ya lo verá.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.