Joachim Löw, el director técnico de una de las mejores selecciones de fútbol del momento y la actual campeona del mundo, es un tipo reconocido por su profesionalismo y las mujeres lo han destacado como uno de los más simpáticos entre sus colegas. Sin embargo, en la Eurocopa 2016 esto a quedado atrás por un rasgo del que ya se venía hablando pero no se había convertido en tema central: su peculiar gusto al hedor propio.

[Tal vez le interese leer: ¿por qué me gustan mis hedores? de Daniel Riera]

Su más reciente anotación fue un doblete durante el partido de la Eurocopa ante Ucrania, en el que el alemán hurgó dos partes de su cuerpo en medio del partido. El mundo quedó más sorprendido por las desagradables prácticas de Löw que por el fútbol. Cada quien hace lo que quiera, eso está claro y aquí no lo juzgamos, pero ¿es necesario hacerlo delante de todo el mundo? ¿Se tratará de un cábala? Seguimos sin entender y por eso recopilamos estos antecedentes que demuestran que Löw ya había incursionado con maestría en estas jugadas, a ver si usted logra entender mejor que nosotros. Eso sí, de una vez le advertimos que no es nada bonito.

Comiéndose los mocos

En el mundial de Sudáfrica 2010 todos se comían las uñas mientras Löw salía en los noticieros de todo el mundo hurgándose la nariz para luego terminar con los dedos en la boca…

Debut en el mundial 2014

Alemania jugó su primer partido contra Portugal. Al terminar el partido, Cristiano Ronaldo se dirige al vestuario y en su camino le da un apretón de manos al alemán que segundos antes estaba explorando sus fosas nasales.

¿Olvidó el desodorante?

¿Quién no se pone nervioso cuando por salir corriendo hacia el trabajo olvida usar desodorante? Pues esto le ocurrió a Löw que en pleno partido prefirió revisar no estar oliendo tan mal. Detalle al segundo 34 del video.

 

La retaguardia

Esta fue una de las imágenes que más dio de qué hablar recientemente, pues fueron dos actos asquerosos en el mismo partido, para no dar más detalles, vea usted mismo lo que hizo:

No todo son malos olores

Claro está que no siempre se trata de malos olores, pues el técnico alemán ha sabido aprovechar el tiempo y hacer una sesión de limpieza de sus uñas en medio de los partidos.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.