ROPA INTERIOR

¿El bóxer, al final, está bien o es de quinta?
En general, los calzoncillos divertidos no son divertidos. Evite el estampado de Bart Simpson; evite el bóxer amarillo con ojos y boca de carita feliz en el que la nariz queda en la bragueta. Si el bóxer es sobrio, es aceptable. Que nunca sea de seda. Y que ojalá no tenga roto. Ahora: por bóxer sobrio entendemos el bóxer elástico de algodón.

¿Cuáles calzoncillos son despedidores?
Aparte de los bóxeres humorísticos, todas las tangas y todos los que no sean de algodón y tengan colores distintos a los clásicos: blanco, negro o gris. Recordemos juntos que los calzoncillos se pueden botar; que los calzoncillos, al igual que los cepillos de dientes, tienen edad, cumplen años, terminan ciclos.

¿Se debe usar franela?
¿Usted es bobo? Claro que no. Franela nunca, óigase bien, nunca. Agrega calor al calor, hace sudar, da volumen. Espere a tener nietos y ahí sí usa franela.
¿Cuál es la pinta ideal para salir de noche a algún sitio en una ciudad de tierra caliente?
Lino no, calma. Unos zapatos informales sin medias, una camisa remangada si es de manga larga. No crea que clima caliente quiere decir media blanca, ropa colorida, camisa de palmeras.
¿Y de día?
Use bermudas de un solo color; camisas de manga corta o camisetas; pantalones de dril; sandalias siempre y cuando en la ciudad haya mar: ¿o va a ponerse sandalias en Bucaramanga? No sobra decir que jamás se usan las sandalias con medias, salvo que esté en Cúcuta. En Cúcuta todo se vale. Ya ir allá es bastante meritorio como para que encima deba estar pendiente de cómo vestirse.
Hablemos del vestido de baño: ¿cómo no les gusta?
Ni tan largo que termine debajo de la rodilla, ni tipo pantaloneta de equipo de fútbol de los años setenta, es decir, pegados, tipo hot pants. Evite colores fluorescentes. Evite el de nadador profesional, de lycra.
¿Qué accesorios se deben llevar en la playa?
Usted verá si sale a la playa con canguro o riñonera, si se mete al mar con collar portamonedas. Ya va en cada uno. Pero después no se queje.

¿Algo más del protocolo en el agua?
Sí. Primero: jamás se meta al agua con camiseta. Es más digno arderse que hacer eso. Dos: si va a comer, póngase la camiseta, por más que coma al lado de la piscina. No sea cochino. Y tres: en la medida de lo posible, cuando salga del agua procure no dar brincos en una sola pierna, con la cabeza ladeada, mientras se da golpes en la oreja opuesta para que no le quede agua en los oídos. Es un gesto muy colombiano que debe evitar a toda costa. Las mujeres prefieren a un hombre con otitis, aun sordo, que a un galán que haga eso.

¿Cómo deben usarse las chanclas?
Invierta en las chanclas: cómpreselas Reefe o Speedo. Chanclas buenas. Y trate de no usarlas para bañarse en la ducha, a menos que sea José Galat y tema un resbalón en los azulejos.
Ropa para salir a rumbear? ¿cómo es la pinta ideal para la rumba?
Vaya a la fija con jeans y camisa negra por fuera. Es la mejor fórmula para no parecer un oficinista que salió de rumba y apenas se quitó la corbata y se remangó la camisa.

¿Y para salir a comer?
Igual que de rumba, pero con babero.

¿Se puede salir a rumbear con camiseta?
Eso es para actores. Esas camisetas de algodón peruano que se pegan a la piel pueden hacer suspirar a las mujeres si quien la usa es un galán criollo, tipo Manolo Cardona; pero en usted produce el lamentable efecto de forrar llantas y tetillas. Cuando dude, mejor vaya a la fija, a lo clásico, a su camisa tranquila y sus jeans normales.

¿Hasta dónde se abre el botón?
Gran pregunta. Se dejan abiertos dos botones de la camisa. Dos. Uno lo hace ver como un chavo; tres, como un lobo. Uno, como Andrés Felipe Arias en plan informal. Tres, como Fernando Allende. Queda advertido.

Hablemos de la pinta dominguera…
Perfecto, hablemos. Acá vale decir que la camiseta Polo, que la camiseta Lacoste —las clásicas— vienen muy bien un domingo. Recuerde que cuando son chiviadas se notan. Hay caballos grandes que parecen camellos; hay lagartos tan deformes que parecen armadillos o tan grandes que es fácil confundirlos con Roy Barreras. Evite la camisa Polo de marca gigante. Póngaselas con jeans y, desde luego, no se la meta por dentro de los pantalones.

¿Es muy formal el pantalón caqui?
¿Y la camisa de rayas, y los mocasines con moneda, como si fuera un señorito bogotano que sale a un lonche? Amigo: no lo haga. Si se viste así, termina en las Juventudes Conservadoras. Y si se viste con mocasines de moneda, que se note el estrato: quite el penny y ponga, a cambio, un billete. Recuerde que al zapato hay que invertirle, de modo que procure que ese billete sea de alta denominación.

¿Cómo deben ser las piyamas?
¿De verdad tiene piyama? ¿Y cómo, si no es molestia la pregunta? ¿De dos piezas que hacen juego? ¿Escocesa? Por favor: nada de piyamas. Si acaso duerma con un pantalón de algodón y una camiseta. Y nada de pantuflas, menos esas que son graciosas y simulan garras de yeti.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.