1 ¿Baja las ventanas del carro para que le entre viento, porque el aire acondicionado chupa mucha gasolina?

2 ¿Todas las aplicaciones que tiene en su celular son gratuitas?

3 ¿Pone citas a mediodía para ver si de pronto lo invitan a almorzar?

4 Cuando le dan un regalo de Navidad, ¿despega las cintas con cuidado y guarda el papel para usarlo el año entrante?

5 A la hora de salir de vacaciones, ¿descarta ir a cualquier isla porque allá no se puede llegar por tierra?

6 ¿Alguna vez ha llamado a un celular y cuelga antes de que le contesten para que le devuelvan la llamada?

7 ¿Le han ofrecido la carta de postres en un restaurante, ha respondido que está muy lleno y luego ha salido a comprarse una paleta de droguería?

8 Después de hacer mercado, ¿destapa el paquete de las servilletas y se sienta a cortarlas en cuatro partes iguales mientras ve la telenovela?

9 ¿Parquea en la calle y, en vez de propina, le da una camiseta vieja al tipo que le cuidó el carro porque, según usted, “esa gente se gasta la plata en vicio”?

10 ¿Lleva el almuerzo a la oficina metido entre una coca en la que venía un Axion, “el arrancagrasa”, y justifica diciendo que el aroma a limón del jabón le da saborcito al pescado?

11 ¿En los almacenes de ropa, siempre se hace el que está buscando la etiqueta de la talla pero lo que realmente está buscando es el precio?

12 ¿Su familia sigue tomando jugo, leche o gaseosa en vasos de mermelada Fruco?

13 En los restaurantes con sus amigos, ¿es de los que revisan la cuenta, sacan el celular para sumar lo que se comieron y, cuando obtienen el resultado, ponen sobre la mesa tres billetes arrugados, cinco monedas de 100 y tres de 50, de las chiquitas?

14 Si está en un centro comercial y siente que su esposa empieza a caminar más lento frente a una vitrina, ¿la jala de la mano y acelera el paso?

15 ¿Manda coser medias y voltear cuellos de camisa y, si pudiera, mandaría remontar los tenis que, según usted, “por encima están nuevecitos”?

16 ¿Se roba las mentas que le dan saliendo de los restaurantes y las colecciona para no tener que comprar chicles?

17 Cuando da limosna en misa, ¿es de los que meten un billete de 2000 y sacan las vueltas?

18 ¿Una de las frases que más repite mentalmente es: “Esto en el centro se consigue a mejor precio”?

19 ¿Ha pensado en llevar su carro a un mecánico de motos para ver si de pronto le sale más barato?

20 ¿Lo más seguro es que sus hijos le pongan en su epitafio la frase que usted más les repite: “Qué les he dicho de las luces prendidas y los cuartos desocupados…”?

Haga cuentas

Si respondió SÍ a más de 10 preguntas:

efectivamente usted es un tacaño, roñoso y amarretas. Pero tranquilo, puede decirles a los demás que hizo un coaching muuuuy caro en el que le enseñaron a ser feliz con pocas cosas.

Si respondió NO en todas, ¡cuidado!:

podría quedar en la quiebra por botaratas. Así que

póngase las pilas, porque es bueno ser un tacaño en la

casa para no quedar en la calle.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.