seis razones para tener un Clase C



Por la carrocería, rígida y liviana. La estructura de aluminio es menos pesada que una convencional de acero. Además, es de alta resistencia.



Por el diseño aerodinámico. Y eso no solo lo hace muy rápido, sino que le ahorra gasolina. Cuando lo maneje, va a ver que apenas pasa los 70 km/h se sentirá como en un jet.



Porque es muy silencioso. Los ingenieros de Mercedes se preocuparon por reducir esos ruidos y vibraciones que los pasajeros apenas perciben, pero que molestan.



Porque tiene un sistema de amortiguación que se adapta a cada vía para que los impactos los absorba el carro y no usted.



Porque parquea solo. Viene con un sistema que le maneja los frenos y la dirección para parquear, no solo en línea, sino también entre dos carros.



Por el interior: materiales que envidiaría la primera clase de un avión, pantalla táctil, un sistema multimedia de última generación… ¿qué más quiere?



PRECIO: desde $91.900.000



7 velocidades

tiene la caja automática del Clase C, que se complementa perfecto con los motores de 1600 o 2000 cc con los que lo puede pedir. Y si quiere manipular los cambios, usted puede hacerlo gracias a su función de manejo secuencial.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.