La avispa

“Sembra una vespa!” (“¡parece una avispa!”), dicen que gritó Enrico Piaggio, dueño de la fábrica de Vespa, cuando vio el primer modelo de la marca, que apareció en 1946. De ahí el nombre de esta scooter o moto pequeña: Vespa, por avispa, y 946, por el año en que inició la tradición de la moto italiana por excelencia.

Mano a mano

Desde las costuras del asiento y los acabados del timón hasta la polichada final son hechos a mano. La idea es garantizar que cada detalle quede perfecto y este clásico de Vespa se vea como la pieza de diseño que es.

Un dato futbolístico

Al jugador colombiano Pablo Armero, que juega en el AC Milán de la primera división italiana, un periodista deportivo le puso el apodo de “Vespa”. ¿Por qué? Porque corre y serpentea como una moto, pegado a la raya izquierda, desde su área hasta la línea de fondo rival para tirar centros.

Ecomoto

Tiene inyección electrónica y tres válvulas. Además, la fricción viene reducida. Si usted no es un gomoso de la mecánica, solo tiene que entender que la 946 de última generación reduce considerablemente el consumo de gasolina y la emisión de gases contaminantes respecto a modelos anteriores. Y eso sí que es importante.

125 CC..

..tiene el motor de la 946, un cilindraje perfecto para moverse a diario por una ciudad, aunque también aguanta un buen paseo de fin de semana por carretera.

18 millones...

...de scooters Vespa han sido distribuidas en todo el mundo. Y el crecimiento ha sido exponencial. Para que se dé una idea: el primer año la marca distribuyó poco menos de 3000 motos; una década después, Vespa vendía cientos de miles, tenía producción en 13 países, presencia en 144, y hasta la archiestrella de Hollywood Audrey Hepburn le hacía publicidad.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.