Cuando se jugaba la segunda parte del tiempo extra de la final del Mundial, el brasilero Oscar acabó el empate a dos y le dio el triunfo a su equipo con un disparo desde la banda derecha que el portero portugués Mika que no pudo atajar. Fue el mejor partido de Oscar en todo el torneo: anotó los tres goles con los que Brasil se coronó por quinta vez campeón del mundo en la categoría sub 20.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.