Los responsables del parque que rodea al Templo del Cielo, uno de los principales edificios históricos de Pekín, pusieron en marcha un nuevo sistema de reconocimiento facial para luchar contra el robo de papel higiénico. (Las 8 noticias reales más absurdas del mundo)

Durante tres años sus responsables habían intentado luchar contra el robo masivo de papel con sistemas de huellas dactilares y sensores láser hasta que el pasado fin de semana optaron por el reconocimiento facial.

"¡Bienvenido! Por favor, avance hasta la zona de reconocimiento" decía una voz robótica a la entrada de los baños, usados en su mayoría por personas mayores que vienen cada día a este inmenso parque para hacer ejercicio.

Tras situarse dentro de un cuadrado amarillo pintado en el suelo y ver su cara reflejada en una pantalla, la máquina distribuye 60 centímetros de papel higiénico, ni uno más ni uno menos. (Me gustan mis hedores)

Hasta ahora muchas personas se llevaban rollos enteros de papel higiénico escondidos en bolsas que luego sacaban del parque.

"Está bastante bien mientras nos den suficiente papel", dijo Pu Meilang, de 68 años, que muchas veces pasea por el parque. "Frustra a los que no cumplen las reglas", añadió.

"Al principio parece extraño", reconoció por su parte Lei Zhenshan, un responsable de marketing de Shoulian Zhineng, la compañía de Tianjin que fabrica la máquina distribuidora de papel. (Qué tan chibchombiano es usted)

"Pero nos dimos cuenta de que el nivel de derroche era bastante grave y decidimos adoptar una estrategia tecnológica para corregir el comportamiento de la gente", añadió.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.