1. El viernes 26 de marzo, poco antes de la liberación de Calvo y Moncayo, murió Víctor Manuel Chía. Reventado, haciéndose pedazos por dentro, este patrullero de la Policía alcanzado por el carro bomba de Buenaventura se mantuvo entero el tiempo estrictamente necesario para ayudar a los otros heridos. Terminada la tarea, Chía se murió. Hay gente a la que le queda grande la palabra ‘héroe‘; el valor de Chía, en cambio, apenas encontraba acomodo en ella.

2. Nos recordaron el 22 de abril que la belleza también se muere y que es su propio peso el que acaba con ella. Lina cayó desde la ventana de su apartamento sobre el titular que unos años atrás le había dedicado Héctor Rincón en Cromos: "Lina Marulanda, la diosa que se aburrió en el paraíso".

3. A comienzos de mayo, Atenas mal; Antanas bien.

4. Al soldado Carlos Ávila Tequia lo desenterraron para volverlo a enterrar. Ávila se metió a la tierra fresca de un deslizamiento en Caracolí, Ciudad Bolívar, para salvarle la vida a Jhon Genaro Caicedo, que tiene 12 años y cumplirá 13 y muchos más gracias al militar. Pero la tierra, que tiene esa manía de tragarse todo antes de tiempo, se le vino encima al soldado y lo sepultó durante tres días, al cabo de los cuales lo desenterraron para volverlo a enterrar, esta vez con honores. ¡Cuerpo a tierra!

5. En junio, Atenas no tan mal; Antanas mal.

6. Íngrid demostró a comienzos de julio que en la selva perdió casi todo, incluso el pudor, pero nunca el ‘apetito‘.

7. El 7 de agosto madrugó a mandar Juan Manuel. Y con su llegada graduó de ex presidente a un ex presidente que siempre se sentirá presidente.

8. En su primer acto oficial como ex presidente, el domingo 8 de agosto, Álvaro Uribe notificó a Hugo Chávez que dejara de ser cobarde y que no lo insultara más desde la distancia. Diplomacia de Twitter. Para acabar con esa distancia que tanto atormenta a los enamorados, dos días después Chávez vino a Colombia a darse abrazos con Santos.

9. Agosto 12: con despertador disfrazado de carro bomba en la puerta de Caracol Radio, los de la extrema (¿izquierda o derecha?) volvieron a fallar en la tarea imposible de acabar con un medio que, a pesar de todo, se mantiene entero.

10. El domingo 15 de agosto descendió de los aires —y de los Aires— un milagro trinitario: se partió en tres un avión de Aires en San Andrés. El día anterior, en Bogotá, un fletero asesinó a un profesor de religión, Andrés Cruz. El asesino, que llevó a la cruz a Cruz para robarle una miseria, protagonizaría menos de una semana después un aberrante milagro judicial: por vencimiento de términos estuvo a tiro de recuperar la libertad.

11. La Luna se está encogiendo, dice la Nasa. Con razón se ve chirriquitica, del tamaño de un queso. ¿Se habrá encogido el cráter Julio Garavito, bautizado en honor del humilde astrónomo colombiano? Seguro que sí: todo lo del pobre, aún en Selene, ¡es robado!

12. Tras 17 días de habérselos tragado, la Tierra anuncia que está indigesta y que va a devolver a los 33 mineros que retiene en sus entrañas. Parafraseando al periodista Christian Fuenzalida, a lo largo de esa estrecha tierra que es Chile, todo el mundo está feliz por algo a lo que, aunque en otro escenario, los colombianos estamos acostumbrados: las pruebas de supervivencia.

13. Don Joaco no abrió el 24 de agosto. La tienda estará cerrada y, si aparecen el doctor Pardito o el maestro Taverita, díganles que engañen las tripas en otra parte porque hoy Joaco no atiende ni fía. Se fue a despedir a doña Berthica, que tomó la decisión de irse muy de madrugada a ver por fin en qué anda su hijo, Eutimio Pastrana Polanía. Rosalbita está de catre. Todos lo estamos. Doña Berthica es irrepetible; de esas almas que pocas veces nos trae el agua Del Río. ¡A tomar ‘Chela‘ pa mitigar el dolor de la partida!?

14. El 25, el Galeras, dormido, pegó un ronquido de madrugada y nos metió un susto. El gigante del sur seguirá haciéndole competencia a su primo geográfico, que duerme a 150 kilómetros al este-noreste de Providencia: Roncador.

15. El primero de septiembre nos tiraron la puerta en la cara a quienes esperábamos que se salvara María Camila, la niña que resultó herida en el accidente de Aires. Que se haga por lo menos el milagro de que exista un responsable de hacer milagros… y que le haya abierto las puertas de eso que llaman Cielo.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.