Montarse es toda una experiencia: Al quitar los seguros, una luz sale de los retrovisores y proyecta el logo de Range Rover en el piso. Después, la palanca de cambios —en realidad, un mando giratorio— se eleva y las agujas del tablero se mueven para saludarlo.

La dirección electroasistida es ligera cuando va despacio y más rígida cuando acelera. Trae un sistema para que el carro no se deslice hacia atrás en pendientes y control de descenso, para que vaya a una velocidad constante en bajadas y no se descuelgue.

Un gran detalle es el techo panorámico: de día, la sensación de amplitud es increíble; de noche, se sentirá como en el planetario. Y si el sol le da duro, fresco que no es completamente transparente, para protegerlo. También incluye una pantalla interior, si lo que quiere es privacidad.

Es tan inteligente que con su tecnología Adaptive Dynamics controla todos los movimientos al menos 1000 veces por segundo. Así, reacciona al instante cuando usted mueve el timón, toca el freno, acelera, coge una curva cerrada…



Es perfecta para andar por calles, carreteras destapadas y trochas. Puede pedirla con Terrain Response, un sistema que le ofrece cuatro configuraciones para superficies como asfalto, barro, arena o hierba.

2,2 litros
tiene el motor turbodiésel de la Evoque. También la consigue con motor a gasolina de 2 litros.

Personal e intransferible

Usted tiene muchas opciones para personalizar su Evoque. Puede escoger entre más de diez colores para combinar en la carrocería. Además, hay nueve modelos de rines y seis materiales diferentes para los acabados.

1600 kilos puede pesar este todoterreno. Para que se dé una idea, es el Range Rover más liviano de la historia.

Precio: desde $129.900.000

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.