La FIFA expuso este miércoles su proyecto ligado al nuevo formato del Mundial de Clubes que se jugaría en lugar de la Copa de las Confederaciones de 2021, informó a la AFP una fuente próxima al dosier.

Según una carta del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, enviada a todos los presidentes de las Confederaciones, la nueva fórmula del torneo no será anual sino cuatrienal a partir de la edición de 2021.

Según el documento consultado por la AFP, la competición no se jugaría en diciembre, sino en junio del año precedente al Mundial de selecciones, en sustitución de la Copa de las Confederaciones, cuya última edición habría sido la de 2017 en Rusia, ganada por Alemania.

El nuevo formato permitiría entre otras cosas no interferir en el calendario de las competiciones naciones en la mayoría de países, especialmente en Europa.

El torneo se disputaría en 18 días. En una próxima fase de consultas se abordarán más elementos del nuevo torneo.

Aquí recordamos la final de la Copa Confederaciones 2017.

La FIFA emprendió esta reforma ante la actual falta de atractivo del Mundial de Clubes, tanto en el plano deportivo como de inversiones.

El último Mundial de Clubes, organizado en Emiratos Árabes Unidos, coronó al Real Madrid ante el Gremio de Porto Alegre.

Mientras la UEFA (Confederación europea) y la CONCACAF (Confederación Norteamérica, Centroamérica y el Caribe) tienen previsto inaugurar su propia Liga de naciones este año, la FIFA desea que todas las Confederaciones se doten de este torneo que se desarrollaría en todos los casos durante los periodos de tregua internacional.

La organización sería la misma en el seno de cada confederación; cada dos años, y en divisiones compuestas por cuatro selecciones, cada una jugaría seis partidos en un sistema de ascensos y descensos.

Los partidos se disputarían en septiembre, octubre y diciembre de los años pares.

Estas ligas de naciones derivarían en la organización de torneos entre confederaciones un año después, compuestos por las ocho mejores equipos mundiales de cada división.

Para financiar ese proyecto, la FIFA contaría con inversores privados dispuestos a desembolsar 25.000 millones de dólares en el periodo 2021-2033 y ostentar los derechos de la competición.

La FIFA repartiría los beneficios entre las confederaciones.

Lea también:

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Mariana Rodríguez

    close
  • La esgrima a profundidad

    close
  • Hincha hasta las huesos

    close
  • Mujeres tatuando

    close
  • Más allá de la realidad

    close
MÁS VIDEOS
PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.