Sus nueve socios —algunos también dueños de Flora, Baja y Perla— tuvieron que pasar innumerables obstáculos. Primero, convencer a la productora de cine Rayuela de que el edificio sería mucho mejor aprovechado como bar que como oficinas. Segundo, la remodelación. La obra estuvo a cargo del arquitecto Andrés Cuéllar, y el diseño interior de Mauricio Pinto. Fueron cuatro meses en los que trabajaron en busca de la tranquilidad y la sencillez que quieren ofrecer. Ya pasaron los dos primeros meses de prueba desde su apertura y acaba de inaugurarse oficialmente el pasado 2 de febrero.

La idea es ambiciosa pero, a la vez, sencilla: enfiestar a la gente de la manera más cómoda y prudente posible. Por eso, su estilo no es ni el bullicio alborotado de la fiesta electrónica ni la calma de los bares de chillout. Allá, usted podrá bailar pero también hablar; una combinación que muy pocos lugares de la ciudad pueden conseguir. La música está en manos de DJ Guido: pop ochentero y noventero, house y hip hop.

Le recomendamos este sitio. Su estética es tan innovadora y sencilla que también llamará la atención de los diseñadores. Se destaca, por cierto, la inmensa foto de la entrada al baño cuya modelo es la presentadora de MTV Carolina Guerra. Tampoco se puede perder la carta de tapas y entradas para disfrutar en la terraza con un buen trago, y le sugerimos el ascensor si se le va la mano con las bebidas, pues las escaleras en espiral pueden resultar peligrosas. Péguese una pasadita por este que promete ser uno de los lugares más exclusivos de la ciudad. ?

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.