Si de un plato de mariscos se trata, recomendamos acompañarlo con un buen vino blanco que funda los sabores del comensal. Para nuestro plato marino, el vino blanco Marqués de Riscal Rueda 2006 es el mejor acompañante; en este caso gracias al gusto de la uva Verdejo y la preparación al ajillo de finas gambas se resalta la intensidad de los aromas y ayuda a destacar los sabores del aceite de oliva y los ajos tostados.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.