Pamela Anderson sorprendió a sus fanáticos y no precisamente por su belleza. Parece que no queda nada de la sensualidad de la exconejita Playboy. En plena alfombra roja del Festival de cine de Cannes, nadie la reconoció. La canadiens ya no usa el rubio platinado de su pelo que la hizo famosa en Guardianes de la Bahía y físicamente parece otra persona. Todos se preguntan si los años le han pasado factura o se ha dedicado a gastar su dinero en el quirófano. (El precio que pagó Kim Kardashian por mostrar su culo sin photoshop)

Getty Images/Handout

Pamela Anderson le debe su reconocimiento de símbolo sexual a sus tetas. Pero después de ese retoque, se volvió adicta a las cirugías plásticas. En enero de 2017 también fue criticada por los medios de comunicación, pero la actriz respondió en un comunicado diciendo que sus cambios se debían a intervenciones quirúrgicas en los ojos y cara. La actriz también se ha operado la nariz, tiene implantes de cerámica en los dientes y se inyecta colágeno en pómulos y labios cada vez que puede. (El topless de la modelo Cindy Crawford)

La actriz y directora no solo ha dado de qué hablar por sus cirugías. También ha estado rodeada de escándalos durante su carrera. El más trágico y recordado por todos fue la revelación del abuso sexual del que fue víctima a los 12 años. 

Frederick M. Brown/Fotógrafo autónomo

Aunque la modelo no aparece en el trailer oficial de la película Guardianes de la Bahía, su papel sigue siendo el de Casey Jean Parker, la misma de la serie original estadounidense. A sus 49 años, la actriz y productora es la más esperada en la pantalla grande y sus seguidores están ansiosos de verla en ese vestido de baño rojo para saber si también se retocó su cuerpo(Las tetas de Pamela Anderson)

Andrew H. Walker/Fotógrafo autónomo

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.