Desesperarse

Sí, es verdad que hoy mismo Colombia puede asegurar su tiquete a Rusia 2018, pero antes de celebrar, hay que, lógico, ganar. Todos queremos que hoy quede sellado el paso al mundial, pero gran parte de ese éxito pasa por la tranquilidad y el manejo del tiempo que los jugadores le den al partido. No hay que salir a atacar como un tren descarrilado y ahogar al rival. Además, el calor ya no será tan bravo porque el juego es a las 6:30 pm así que será clave regular el físico. Probablemente los de Pékerman sean los que propongan más juego y tengan mayor control del balón. Eso debe darles la confianza para que, con calma, gestionen las suficientes acciones ofensivas para anotar. Pero no hay que desesperarse y buscar anotar cómo sea y lo más pronto posible. 90 minutos es tiempo suficiente. (Estas son las selecciones que pueden clasificar a Rusia 2018 esta semana)

Tener errores defensivos

Durante estas eliminatorias, la selección no ha podido ser tan sólida en Barranquilla como sí lo fue rumbo a Brasil 2014. Sin embargo, hoy no puede ‘dar papaya’ y será importantísimo que todos los jugadores estén concentrados, especialmente la zaga defensiva. Un error atrás puede ser fatal.  Recordamos este fallo defensivo de Colombia contra Uruguay el año pasado en Barranquilla. Esto hoy no puede pasar.

Botar un penalti

Una ocasión tan clara y tan contundente como un penalti tiene que ser gol, especialmente hoy. Colombia ha desperidicadio varios penales en esta eliminatoria, todos de local. Si se da esa chance, toca convertirlos en gol.

Permitir un gol ‘de otro partido’

Ya lo dijimos: será clave la concentración del equipo en todo momento porque, a pesar de que Paraguay tiene muy pocas chances de llegar al Mundial, no tiene nada que perder y bien podría aprovecharse de cualquier desconcentración colombiana. No queremos ninguna sorpresa como aquel gol lapidario que sufrió Colombia en El Campín de Bogotá en el 2008.}

Armar pelea

Algo que no puede suceder es que los jugadores colombianos pierdan la cabeza y se vayan a los puños con los paraguayos. Ha pasado. ¿O acaso se le olvidó la tremenda gresca que se armó en Asunción en abril de 1997? Todo empezó con el ‘Tino’ Asprilla y el recordado arquero paraguayo José Luis Chilavert. Ambos fueron expulsados, hubo puños, patadas —una de ellas la dio Víctor Hugo Aristizábal— y hasta escupitajos.  Inclusive la Policía se metió al terreno de juego y el partido estuvo demorado unos 10 minutos. Nada de eso puede pasar hoy. Además, hay muchos jugadores colombianos que pueden perderse el partido con Perú si les sacan una tarjeta amarilla, entre esos James Rodríguez y Juan Guillermo Cuadrado. (5 sitios en Barranquilla para rematar el partido Colombia - Paraguay)

 

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.