Una de las pocas cosas en las que estamos de acuerdo los colombianos, es en la mala imagen que tenemos de nuestros políticos. Eso lo confirmó la última encuesta de Invamer publicada por Semana, Caracol Televisión y Blu Radio. Acá son pocos los que tienen una imagen positiva. (Viaje al fondo de Ordóñez)

No es de extrañar. Sobre todo en un país con grandes índices de corrupción y cuyos políticos hablan sin pensar. SoHo le trae un listado con las frases más absurdas.

Perfumar un bollo:

En la Asamblea de Antioquia se hablaba de las posibles inversiones en regiones cercanas al departamento. El diputado antioqueño Rodrigo Mesa dijo: “la plata que uno le mete al Chocó es como meterle perfume a un bollo”. Obviamente el diputado se tuvo que disculpar.

Electrocutar estudiantes:

El ex vicepresidente, Francisco Santos, propuso descargas eléctricas para los estudiantes que bloquearan las vías en las marchas de 2011. “Aquí hace falta innovar, hay que utilizar armas de represión no letales como las que producen descargas eléctricas”. Al día siguiente, ‘Pacho‘admitió que se había equivocado, pero sus palabras quedaron grabadas. (La carta de Pedro Santos a su papá)

Alimentar habitantes de calle con palomas:

En 2016 en pleno debate sobre el problema de la sobrepoblación de palomas que hay en Bogotá. El concejal Pedro Santiesteban afirmó: “la carne de esas palomas nos servirían para mitigar el hambre de muchos pobladores de la ciudad. Por ejemplo, los mismos pobladores del Bronx”.

Después aclaró que la idea no era cazar palomas en la calle, sino robar uno de los huevos de los nidos para controlar el crecimiento de estas aves. Así también se atacaría el hambre. (Roy Barreras sin Barreras: una entrevista a calzón quitado)

Como ratas:

"A los ciudadanos les parece muy sexy el metro subterráneo porque no lo han usado. Pero cuando ya tienen que meterse bajo tierra como una rata todos los días, en unos túneles que huelen a orines con mucha frecuencia", dijo el alcalde Enrique Peñalosa. Por su puesto, a pocos les gustó la idea de ser comparados con ratas cuando defendían el metro subterraneo para Bogotá. (La vida de Peñalosa: 2.601,94 metros más cerca de las estrellas)

Las leyes y las mujeres:

El vicepresidente del Concejo de Santa Rosa de Cabal, Ramón Cardona, intentó defender el plan de gobierno del alcalde actual y terminó en problemas. “Las mujeres son como las leyes, para violarlas” dijo el político. Aunque aseguró que era un dicho del argot popular y no su forma de pensar la analogía le ha salido cara.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.