Hay personas que consideran que esta es una fecha comercial más; son aquellos tacaños que necesitan de ocasiones especiales para invitar a sus amigos o pareja, y otros que le dan gran importancia y hacen reservaciones en grandes restaurantes. A estos últimos, les recomiendo tres: Leo Cocina y Cava, en el centro; Criterión, en la Zona G y Giordanelli, en la 116 abajo de la 15. Para quienes consideran que lo importante es el detalle, vamos a desarrollar un menú muy sencillo. Comencemos por la entrada: limpie unos tomates cherry bien maduros y saltéelos en aceite de oliva; en la misma sartén agrégueles un poco de orégano o albahaca al gusto. Después de 10 minutos a fuego lento, adicióneles champiñones normales, portobello o shitake; procure que las setas sean de un tamaño similar a los tomates, para que una vez cocinados los presente en dos brochetas en un plato medio; báñelos con el aceite restante. Con anterioridad, ponga en una plancha un corte de carne con grasa, bien sea punta de anca o chatas cortadas en forma de bife, maduradas (las consigue en varios establecimientos especializados e incluso en algunos de cadena; además, puede alardear con la "amistad" hablando del proceso de maduración de la carne, explicando que la hace más tierna). Previamente a todo esto debe hacer los acompañamientos y la mantequilla para la carne. Para acompañar, haremos una ensalada con una mezcla de lechugas, mínimo tres, y espinaca, todas troceadas con la mano; agrégueles apio. Para darle algo de color, adicione palmitos (ojo, no los de cangrejo), haga un aderezo con aceite de oliva y vinagre normal, prepare un puré de papa bicolor, papa pastusa con uno de papa criolla, por aparte los dos, y los ponemos en el plato, para darle colorido, uno al lado del otro. Mucho antes, coloque 200 gramos de mantequilla, perejil picado, agregue el zumo de un limón, sal y pimienta al gusto. Ponga todos los ingredientes en un recipiente hondo y mueva hasta que queden bien repartidos, guarde la mantequilla en papel aluminio y dele forma cilíndrica guardándola en el congelador; una vez esté sólida, pártala en medallas y colóquelas encima de la carne.

Por último, acompañe esto con un buen vino. Hoy en día existen muchas opciones. Puede ser un Casillero del Diablo Cabernet Sauvignon 2005, que acaba de ganar un premio por su buena calidad y adecuado precio; un español como el Clos de Torribas, el Berberana Crianza o el Prado Rey, o unos argentinos como Altos de Las Hormigas, Trivento reserva Malbec o un Trapiche Reserva.

Mucha suerte con la invitación o la receta.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.