La culpa es del porno. Esta industria nos ha vendido muchas ideas fantásticas del sexo. Pero lo cierto es que hay muchas prácticas imposibles o que no son tan placenteras como se ve en la pantalla. Por ejemplo, el sexo bajo la ducha.

Lea también: Riesgos de tener sexo en el agua 

SoHo le cuenta por qué meterse a la ducha con su pareja puede ser poco placentero y peligroso. También le tenemos alternativas para hacer bajo el agua.

Accidentes sexuales

Entre los más frecuentes están los que suceden en la ducha. Es muy fácil resbalarse o caerse por la humedad. Incluso muchas personas han sufrido fracturas en sus extremidades. Otros se han abierto la cabeza y han tenido que ir a urgencias.

Cero comodidad

En la mayoría de lugares, las duchas son espacios muy pequeños y es imposible encontrar una posición cómoda para tener sexo. No es divertido quedar pegado a una pared, ni tener que hacer demasiados esfuerzos para poder lograr una penetración y sobre todo placer.

Lea también: Tutorial de squirt

El agua no es amigable

Recuerde que en el agua se pierde la lubricación natural del pene y la vagina. Por eso, es necesario usar un lubricante de silicona si se quiere jugar bajo la ducha.

En otros casos, el chorro de agua puede perjudicar a quien quede debajo. Respirar no es nada fácil y cerrar la llave no es una opción. Esto enfría a cualquiera. 

Lo que sí puede hacer en la ducha

Nuestra recomendación es que no tenga sexo en la ducha. Pero puede hacer el juego previo en este lugar. Consiga un jabón líquido y tome un baño con su pareja. Haga masajes, use muy bien sus manos, dedos y acompañe la escena como buena música.

Otra alternativa es tomar un baño después de una buena rutina de sexo. Sería perfecto para antes de irse a dormir con su pareja.

Derecho de autor: bialasiewicz / 123RF Foto de archivo

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.