A medianoche un hombre con el rostro sudoroso y tiznado y con una canana que le da varias vueltas a su cuerpo se arrastra entre trincheras y casamatas. De un momento a otro se detiene, aplasta un mosquito con una palmada, se incorpora a medias y arranca de su chaleco de múltiples bolsillos una granada de fragmentación. La lanza acompañado de un alarido y sale blandiendo una M-15. Las ráfagas son tan potentes que iluminan su cara desencajada. Y usted qué hace: celebra. Celebra porque sabe que Michael Dudikoff está en su corazón y que desde pequeño tiene alma de mercenario. Jamás llegaría a disparar un arma real, nunca en la vida. Es más, le revuelven el estómago, pero descargar la adrenalina acumulada de los días sí le interesa. Por eso ve películas de guerra y por ese mismo motivo va a llamar a los siete amigos que conserva y les va a proponer ir a Bogotá In Doors Paintball. Un sitio creado por Alejandro Perdomo y Gustavo Adolfo Canal, los mismos del avión que hay en la carrera séptima muy al norte, donde este juego de dominación, precisión, estrategia y hermandad empezó a tener adeptos. Lo bueno es que ahora no tiene que ir tan lejos para jugar a la defensa del puente, del búnker, a la conquista de la bandera, a los escoltas, al rescate de rehenes, toda esa maravilla de situaciones en que Dudikoff se veía envuelto por culpa de un coronel o un mayor retirado que trabajaba en la clandestinidad para el gobierno norteamericano.
Una última recomendación: compre Dolorán porque en ocasiones las bolas de pintura que hacen las veces de balas pegan duro.

Bogotá In Doors Paintball
Valor jugada: hombres $15.000 (US$4,5) y mujeres $13.000 (US$4)
Carga adicional: $5.000 (US$2)
Horario: martes a domingo de 12 m a 7 pm (si está muy engomado puede negociar con el administrador para que lo deje quedar hasta medianoche)
Dirección: Cra. 11 #80-45
Teléfonos: 257 40 56- (310) 244 54 88

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.