QUE LO PIQUÉ  UN ALACRÁN

Movimiento muscular involuntario, hormigueo en las manos y labios, lengua dormida y, en el peor de los casos, muerte por paro respiratorio es lo que usted puede padecer si lo pica un alacrán.

• Lo primero que debe hacer es permanecer sereno, no entrar en pánico y dejar que otras personas lo auxilien.

• Aléjese del animal lo más que pueda y si está en su ropa sacúdase o quítesela para evitar un segundo ataque.

• Intente comprimir la herida para sacar algo del veneno, pero no abuse, esto solo es útil en los primeros cinco minutos. Después no.

• El veneno provoca náuseas y mareos, así que acomódese de lado para que al vomitar no broncoaspire.

• Los creativos empeoran las cosas. Así que no invente pendejadas como torniquetes, cauterización, choques eléctricos o succión del veneno con la boca.

• Tampoco masajee la zona picada o mordida, no va a lograr más que acelerar la difusión del veneno por todo el cuerpo.

• No se le ocurra tomar licor o bebidas estimulantes, porque aumentan la absorción del veneno. Hidrátese solo con agua.

• Por último y más importante, acuda lo antes posible a un centro médico a recibir ayuda profesional, recuerde que en todos los accidentes por animales venenosos el tiempo es vital.


QUE LO MUERDA UNA CULEBRA VENENOSA


Conserve la calma y registre la hora del ataque.

Grábese bien las características de la serpiente; en el momento de la atención médica le solicitarán esta información para definir el tratamiento.

• No se exponga a otra mordedura tratando de capturarla o matarla. Solo si en el primer momento logró cazarla puede llevar la serpiente al centro médico teniendo mucho cuidado con la cabeza y los colmillos, puesto que pueden seguir activos durante la siguiente hora.

• No pierda tiempo buscando soluciones milagrosas. El suero que contrarresta el veneno y la atención médica adecuada son los que pueden salvarle la vida.

• Retire anillos, pulseras o elementos que puedan obstruir el flujo sanguíneo, el área mordida puede hincharse.

• Restrinja el movimiento del área afectada y no eleve la extremidad por encima del nivel del corazón para reducir la velocidad del flujo del veneno.

• No le aplique a la herida sustancias que la puedan contaminar como preparaciones caseras, gasolina o gas. Tampoco alcohol.

• En el centro de urgencias más cercano recibirá el tratamiento específico con suero antiofídico y la atención médica necesaria. 


QUE LO ATAQUE UN PERRO PIT BULL

Los perros de raza pit bull no son agresivos con los humanos, con seguridad son en mayor número los ataques de dálmatas, cockers o poodles. Sin embargo, las peleas de perros fueron uno de los propósitos de la raza y, por eso, se hace de cualquier incidente un escándalo mayor.

• No corra, no le dé la espalda y mucho menos grite porque esto aumenta la agresividad del animal.

• Mejor permanezca inmóvil, pues el impulso de presa que percibe un perro se desactiva al no ver ni sentir movimiento alguno. Tampoco lo mire fijamente, mejor gire la cabeza. Esta es una señal de calma que lo ayudará a inhibir el ataque.

• Si lo está mordiendo es importante no jalar, sacudir o golpear al perro para intentar que lo suelte. De hacerlo sus heridas serán mayores.

• Un pit bull, o cualquier otro perro, soltará por sí solo a su presa al no sentir resistencia, así que no forcejee ni lo agreda.

• Es importante que sepa que los perros tienen una alta tolerancia al dolor, hacerle daño es perder el tiempo.

• Ante una mordida es indispensable que lave la herida con detergente y agua abundante, no la cubra y mejor acuda de inmediato a un hospital para la aplicación de antibióticos fuertes para evitar infecciones.

• Finalmente, entienda que el culpable por un ataque de este tipo siempre será suya o del dueño del animal. Un perro no ataca a menos que cometamos imprudencias como intentar tocarlo cuando come, entrar abruptamente a su territorio o mirarlo fijamente luego de una respuesta agresiva.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.