1. VERMUT
Es un trago fuerte y aromático elaborado a base de vinos blancos y de hierbas, caramelo y condimentos como genciana, manzanilla, ruibarbo o vainilla macerados. Dependiendo de su nivel de azúcar se clasifica en seco (dry) y dulce. Puede ser blanco (bianco) o rojo (rosso) y su graduación alcohólica varía entre los 16 grados y los 18. Uno recomendado es el de la foto, el Cinzano extra Dry.

2. BAILEYS
Dulce, cremoso e irlandés. Lo toman con hielo y algunos lo mezclan con el capuchino o el café. Pero pocos de ellos lo hacen sin saber que en el mundo se toman más de 2.000 vasos de Baileys por minuto, 74 millones de botellas, y que para eso 40 mil vacas de 1.500 fincas deben producir alrededor de 50 millones de galones de leche anuales. Tome leche, pida Baileys.

3. DUBONNET
Es un vino fortificado que creó el químico Joseph Dubonnet para que las tropas francesas tomaran quinina y pudieran recuperarse de una epidemia de malaria que los asolaba. Lo obtienen mezclando vinos blancos o tintos con sustancias como quinina, cáscara de naranja, semillas de café, canela y manzanilla y luego lo dejan añejar alrededor de tres años. Lo sirven puro o con hielo y una rodaja de limón o naranja.

4. AMARETTO
Dulce. Muy dulce y algunos osan mezclarlo en cocteles o en postres con helado de arequipe (sabe bien, por cierto). Diecisiete hierbas y frutas le proporcionan un color ámbar y ese característico sabor a almendra que tiene. Lo toman seco o en las rocas y, originario de Saronno como el Disaronno de la foto, no puede ser más italiano. Perfecto para endulzarle el oído a una mujer.

5. JEREZ
Español como los toros e ideal para la bota. Nació en Andalucía, en la antigua ciudad de Jerez. Se obtiene de las uvas maduras y luego de un proceso al que llaman solera, que consiste en la continua sustitución de una tercera parte del vino añejo por una del mismo tipo pero joven. Hay tres tipos: fino, oloroso y palo cortado. Los conocedores lo toman frío, en copas largas y recomiendan el La Ina de Domecq.

PROHÍBASE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD Y MUJERES EMBARAZADAS. Ley 124 de 1994. EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD. Ley 30 de 1986.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.