Una cosa es ser hincha y otra muy diferente es ser fanático. El segundo está dispuesto a dar la vida por su equipo. Aunque sea difícil de entender, nada se compara con el amor que sienten por el club al que pertenecen desde niños. Pero sobre todo por los jugadores, quienes son los únicos responsables de sus alegrías y tristezas. Gracias a este movimiento que solo desata el fútbol, se creó la funeraria que diseña su ataúd en forma del el estadio Santiago Bernabéu o Camp Nou. Tendrá garantía que no hay un cajón igual. (La resurrección de Falcao)

La empresa Mi Último Capricho es la encargada de hacer los diseños personalizados para sus clientes. Su fundador, Jesús Manzanaro Díaz, le garantiza que no encontrará dos ataúdes iguales. Para la compañía lo más importante es ofrecer piezas únicas en diseño, tamaño y gusto de sus clientes. La idea es innovar y permitir llevar la pasión de los hinchas un poco más allá. 

La compañía se dio a conocer gracias a Funermostra, el foro que se realiza en España para promover todo lo que tiene que ver con imprenta, instalaciones y servicios funerarios. Mi último capricho siempre trata de que la idea del cliente se pueda llevar al papel de diseño y así hacerla realidad. No importa el tiempo que les tomé, ellos solo quieren hacer buen uso del nombre que tiene su empresa. (Mis vecinos en el estadio)

Si usted quiere cumplir su última voluntad, le recomendamos que empiece a ahorrar. El ataúd que desea puede costar 15.000 euros, un poco más de 49 millones de pesos colombianos. Eso sí puede escoger el estadio que quiera, el nombre de su jugador favorito y los cambios personalizados que desee. Los cajones se hacen de forma artesanal, los diseños de la madera son tallados a mano y se cumple el capricho que quiera, solo tiene que decirlo. (El día que el fútbol me hizo llorar)

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.