Entrada: Anillos de cebolla con queso mozarella (receta de Tasty)

Aunque pinta muy fácil, es algo enredado. Primero porque si hace como en el video (cortar la cebolla en anillos y desordenarlos todos) después no va a saber cuál aro encaja con cual. Pero suponiendo que armó bien el par de aros, el queso nunca queda del mismo grosor que los anillos de cebolla y tiene que emparejarlo. Claro que eso es lo de menos, lo verdaderamente complicado es la apanada. Ahí se le van a desbaratar haga lo que haga. Lo mejor que puede hacer es pasarlos rápidamente por la mezcla (desbaratados y todo) y ahí, gracias al huevo, se pegan. Eso sí, sus dedos también se apanan en el proceso. La freída tiene que ser rápida: unos 45 segundos o cuando vea que se están poniendo dorados. Y cómaselos ahí mismo sino el queso se endurece y jamás verá el efecto del queso estirándose.

Fuerte: Pollo cremoso con brócoli al sartén (receta de Delish)

El hecho de que todo se prepare en una sartén suena bastante práctico. Y realmente lo es. Este plato lo podría preparar fácilmente cuando tenga poco tiempo para cocinar o cuando quiera comer algo rico y rápido que no sea un sánduche o una arepa. El único problema es el arroz. La receta dice que tiene que echar una taza de arroz crudo y en unos 15 minutos se cocinará. La realidad es que para que no le quede crudo hay que cocinarlo por lo menos el doble de tiempo y, además, tiene que volver a echarle caldo de pollo y crema de leche o si no le va a quedar muy seco. Mi consejo sería cocinar un poco el arroz antes (no mucho, la idea es que tenga una contextura similar a la del risotto) y de resto siga la receta al pie de la letra.      

Postre:

Torta de trufa de chocolate (receta de Tastemade)

Las personas que logran batir las claras de huevo a punto de nieve (eso que parece espuma blanca) tienen toda mi admiración. Yo no lo logré (aclaro que no soy una experta en la cocina, pero me defiendo) y me tocó usar una batidora eléctrica. El resto de la preparación es facilísima, pero la receta tiene dos exageraciones. La primera es la cantidad de chocolate: a mí el dulce me encanta y difícilmente me hostigo, pero con esta torta lo logré. La segunda es el tiempo que hay que hornearlo. Supuestamente tenían que ser unos 45 minutos, pero a los 20 minutos ya olía un montón a chocolate y la torta se veía lista para sacarla. Cómo la idea era hacer exactamente lo que dijera la receta, lo dejé todo ese tiempo y como era de esperarse se quemó.   

El veredicto:

Estos platos, en general, son fáciles de preparar pero difícilmente le quedarán como en el video. Esto puede tener dos explicaciones: o son alimentos maquillados o los prepara un experto y no un cocinero promedio, como yo. Si lo que le importa es el sabor quedan muy ricos. Pero ojo: tenga en cuenta que son recetas gringas y, por lo general, exageran con las cantidades.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.