1. Récord: 2 horas, 2 minutos y 57 segundos en la maratón (42 kilómetros).

Quién lo tiene actualmente: El keniata Dennis Kimetto, de 33 años y especialista en esta competencia, logró romper la barrera de las 2 horas y 3 minutos en la Maratón de Berlín de 2014. (Viaje a la meca de los maratonistas)

Quién lo puede romper: Es, probablemente, el récord al que más empeño le están poniendo para ser batido. Pero no solo se quiere superar, sino que la idea es lograr bajar la barrera de las 2 horas. La marca de ropa deportiva Nike está liderando un equipo con la tecnología y los elementos necesarios para lograrlo. Uno de sus atletas principales es el keniata Eliud Kipchoge, ganador de la maratón en Río 2016, quien hace poco corrió los 42 kilómetros en 2 horas y 23 segundos, pero su registro no contó porque el circuito fue creado por la marca que lo patrocina y no por una federación de atletismo.

¿Será posible romperlo?: Sí, y más pronto de lo que usted cree.

2. Récord: 9,58 segundos en los 100 metros planos.

Quién lo tiene actualmente: Usain Bolt. ¿Quién más podía ser? El jamaiquino, que disputó el año pasado sus últimos Juegos Olímpicos y tiene la bobadita de ocho medallas de oro, consiguió su mejor marca en los 100 metros en el Mundial de Atletismo de Berlín, en 2009, cuando tenía 22 años y pasaba por su mejor momento. Varias veces intentó bajar ese tiempo; cuando estuvo más cerca fue en Londres 2012, donde ganó la medalla de oro con un tiempo de 9,62 y estableció el récord olímpico.

Quién lo puede romper: Se espera que Bolt participe en los 100 metros en el Mundial de Londres, en agosto, pero es improbable que rompa su propia marca, pues no está en sus mejores condiciones. De hecho, se especula que esa competición le servirá como tour de despedida. Aunque no tiene rival directo, el atleta que más se puede acercar —y luego batir la marca— es el canadiense Andre De Grasse, por su edad —apenas tiene 22 años— y condición física. De Grasse ya fue medallista de bronce en Río 2016.

¿Será posible romperlo?: Sí, pero quizás no suceda para los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

3. Récord: 3 minutos, 26 segundos en los 1500 metros.

Quién lo tiene actualmente: El ya retirado marroquí Hicham El Guerrouj, poseedor de dos medallas de oro. Logró el récord en 1999, en el Estadio Olímpico de Roma.

Quién lo puede romper: La marca lleva casi 20 años sin ser superada, y aunque el keniata Asbel Kiprop, triple campeón mundial, estuvo cerca en la Liga de Diamante de Mónaco en 2015 —solo le faltaron 7 décimas de segundo— finalizó sexto en Río 2016. (8 curiosidades sobre las Olimpiadas que descubrimos en Río 2016)

¿Será posible romperlo?: No, hasta que no aparezcan más corredores cuya especialidad sea el medio fondo —es decir, este tipo de distancias—. Para que se haga una idea: el oro en Río 2016 fue para el estadounidense Matthew Centrowitz Jr., con un tiempo de 3 minutos, 50 segundos.

4. Récord: 1 minuto, 40,91 segundos en los 800 metros.

Quién lo tiene actualmente: David Rudisha, un corredor keniata, quien logró el récord en los Olímpicos de Londres 2012.

Quién lo puede romper: Hoy por hoy, el propio Rudisha no tiene rival y si quiere seguir haciendo historia solo debe romper sus propios registros. A los 28 años atraviesa su mejor momento.

¿Será posible romperlo?: Sí, y puede ser en agosto en el Mundial de Atletismo de Londres.

5. Récord: 8,95 metros en salto largo.

Quién lo tiene actualmente: El gringo Mike Powell, quien nunca ganó una medalla de oro pero sí consiguió dos Mundiales de Atletismo. Precisamente fue en el de Tokio, en 1991, que consiguió esta impresionante cifra, que equivale a saltar el ancho de tres carros y medio.

Quién lo puede romper: No hay certeza de quién lo pueda lograr pero, si nos tocara apostar, nos inclinaríamos por el sudafricano Luvo Manyonga, medallista de plata en Río 2016 y poseedor de la mejor marca activa: 8 metros, 65 centímetros. (El camarógrafo que tumbó a Usain Bolt)

¿Será posible romperlo?: La marca más cercana aún se queda corta por 30 centímetros, y en salto largo eso es un montón. Estamos lejos de un nuevo récord.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.