Tipo de comida: barbecue al estilo del sur de Estados Unidos, y en algunos platos, adaptado al gusto y materia prima locales. Inspirado en lo que Santiago Arango, gerente, y Santiago Molina, chef, descubrieron en los estados de Texas y Tennessee. Hay una excelente selección, que va desde morrillo hasta cerdo desmechado. También están las infaltables costillas con acompañamientos como coleslaw o papas criollas con suero ahumado y chimichurri. Por si acaso, son carnes ahumadas con un proceso de cocción lento, no a la parrilla.

Qué es: un concepto que contó con el aval de los expertos Tom Mylan y Brent Young, socios de la carnicería The Meat Hook, en Brooklyn. El pit master (nombre que se les da a los senseis de los barbecues en Estados Unidos) Steve Haritopoulos también le dio el visto bueno.

 

Cómo comer: con las manos, quítese los tabúes y concéntrese en la comida, no le tenga miedo a ensuciarse. Tampoco pida guantes, el barbecue original suele ser más descomplicado y, además, no va a quedar con las manos pegachentas, pues a la salida hay un lavamanos con pedal. 

Para ir con: amigos, familia, compañeros de trabajo, gente de confianza, un sinfín de personajes con los que se pueda sentir cómodo y en la capacidad de liberarse del protocolo que ahora exigen muchos restaurantes.

Secretos del bar: tiene una buena selección de bourbon (para los estándares del mercado en Bogotá): dos botellas representan el estado de Kentucky: Wild Turkey y Evan Williams, y de Tennessee están el clásico Jack Daniels y Gentleman Jack. Además, el chef y diseñador de la coctelería es fanático de la serie de televisión Mad Men; si usted también es seguidor, podrá probar el coctel Madison Avenue, inspirado en el programa.

Tenga en cuenta: muchas de las carnes que ofrecen aquí tienen procesos de cocción de hasta tres días. El morrillo, por ejemplo, se marina durante 48 horas y se ahúma por 16. 

Vale la pena resaltar: el trabajo de Santiago Muñoz, arquitecto, que incluyó paneles solares y tanques de agua para dotar de luz y agua al restaurante. Toda la cadena productiva es monitoreada y solo trabajan con gente que se cerciora de tratar de la mejor manera a los animales. 

Un plan: tardear. El lugar se presta para un almuerzo largo, entre tragos y picadas al centro de mesa. La comida es más bien pesada, así que es mejor ir de almuerzo o de comida tempranera. La carne se vende por 100 gramos para que usted arme su plato como quiera. Si no se decide, está la bandeja La Fama, que incluye un poco de todo y es para tres o cuatro personas ($130.000).

Aliste la billetera: picadas desde $8000 hasta $22.000 y platos fuertes desde $13.000 hasta $36.000.

Un tip: para saber que una carne ahumada está bien hecha, usted debe ver el smoke ring (aro de ahumado), que es rosado y está entre la costra exterior y la carne interna del producto.

Dirección: Calle. 65 bis n.° 2-85 (justo arriba de la quinta)

Teléfono: 2363400 Ext. 601

Capacidad: 70 puestos y 8 en la barra.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.