No es ciencia ficción: hoy en día existen robots que pueden operar niños. Bueno, no sin la orientación de algún médico capaz de dirigir cirugías dificilísimas, que resultarían imposibles sin la ayuda de un androide. Uno de esos doctores es colombiano, se llama Pablo Gómez y acaba de realizar la décima cirugía robótica infantil de la historia y la primera en Latinoamérica.
Gómez, director de Urología Pediátrica Robótica en el Florida Hospital for Children, ejecutó esta revolucionaria intervención en la Clínica de Marly de su natal Bogotá. Al lado suyo había un equipo de especialistas y un ayudante de lujo, Da Vinci: un robot creado especialmente para este tipo de operaciones, que cuesta alrededor de dos millones de dólares.
El afortunado paciente, un niño de 2 años con síndrome de Down, ya había sido sometido a dos cirugías de urología tradicionales que no habían sido exitosas. Pero la tercera fue la vencida y esta vez, gracias a la precisión del método y de su asistente, Gómez se ganó el apodo de ‘el Da Vinci de la cirugía’. 

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.