Nicolas Cage nos estafó con Windtalkers, la peor película de guerra de la historia; nos estafó con La Mandolina del capitán Corelli, la segunda peor película de guerra de la historia; nos estafó con Gone in 60 seconds, la peor película de acción de la historia y nos estafó con Con air, la segunda peor película de acción de la historia. En los últimos años solo dos o tres películas no han tenido ese efecto de 'estafa': Adaptation y The matchstick men (Los tramposos). En ambas, Cage interpreta a personajes con complejas situaciones emocionales, aunque el de Los tramposos es campeón: tiene tics, no soporta la luz, fuma compulsivamente, tiembla como un taladro y es un obsesivo de la limpieza. Y, para que Cage no se aleje de su 'política delictiva', interpreta a un estafador profesional. Ridley Scott dirige este drama disfrazado de comedia que uno comienza viendo bajo la creencia de que es una especie de Luna de papel, el clásico en que Ryan O'Neal encarna a un estafador que, junto a su hijita, 'tumba' viudas con un truco bíblico. En Los tramposos, Cage entrena a su hija para similares propósitos, pero como dicen los realizadores, la trama se orienta a un final bastante diferente al que puede preverse. El DVD un extenso documental sobre la producción de la película y comentarios del director.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.