Me he cruzado con varias personas que no tienen problema en asegurar que el mundial será aburrido. También lo escuché por ahí en radio y algunos periodistas de manera tímida también lo sugieren. Sus argumentos parecen convincentes, tanto que ya me tienen pensando si acaso tienen la razón. ¿Es tan así? Analicemos.

En primer lugar creo que esto del aburrimiento es un tema de percepción: lo que a mí me gusta a otros les aburre y eso pasa con todo en la vida. Además, hablando específicamente de Rusia 2018, el primer punto de comparación que se asoma es Brasil 2014, un mundial difícil de igualar y uno que tuvo una inmensa carga emocional para cualquier colombiano.

Y, cuando se compraran, es que empiezan las razones al por qué Rusia 2018, para muchos, será aburrido. Sí, Colombia estará y, de hecho, tendrá un grupo bastante similar al que tuvo en Brasil. Lo que pasa es que en el 2014 la selección volvió a un mundial después de tres largas ausencias y la locura se desató: Brasil se llenó de colombianos, los que no fueron no trabajaron, la cerveza y el trago escaseaba en los supermercados y las cifras en televisión y redes sociales fueron todas abismales.  

Claro hay que decir que teníamos muchas cosas a favor hace tres años: los horarios eran una belleza, fue el primer mundial en Sudamérica en mucho tiempo (y el primero para muchos), y, por supuesto, la selección nos contagió a todos en rumbo al mejor mundial de su historia. Colombia tuvo fiebre amarilla un mes entero. Superar eso será supremamente complicado.

Así Colombia juegue a las siete de la mañana, todos estaremos atentos, eso no tiene discusión, pero contribuye mucho más un partido en un horario de la tarde en donde, en el papel, es más fácil armar plan. Así fue en el 2014 y acá únicamente tendremos un partido de grupos en un horario ‘a lo Brasil’: contra Polonia en Kazan (1:00pm). Además, da la sensación que el mundial es la perfecta excusa para armar plan, sea cual sea, pero con los horarios de Rusia la cosa será más guerrera.

Otro argumento que he escuchado por ahí es que Rusia 2018 va a tener partidos aburridísimos, en gran parte gracias a grupos que no llaman tanto la atención (es dificil definir el grupo de la muerte) y equipos bastante malos que van a estar en el mundial: Irán, Arabia Saudita, Panamá, Túnez…Inclusive ponen como ejemplo el partido inaugural como un juego nefasto: Rusia vs Arabia Saudita, un partido que si fuera amistoso, seguramente a nadie le importaría. Discutirles eso es complicado. Además, si comparamos, pues Brasil Vs Croacia en 2014 era una joya de partido inaugural, o hasta Sudáfrica vs México en 2010 aguantaba. Ah y pues en Rusia no estará Italia, Chile, Holanda…

Cuando juntamos todo, pareciera que el mundial está destinado a ser flojo pero, pensando un poco y repasando, me niego a pensar que así será. El mundial tiene demasiados ingredientes para tildarlo de aburrido. Con solo decirle que es algo que solo pasa cada cuatro años, ya debería ser suficiente para convencerlo. Los horarios no son los mejores pero tampoco son terribles, los grupos son parejos y tienen un par de partidos imperdibles (¿España-Portugal acaso no aguanta?) y si Colombia llega a tener una buena participación, volverá la fiebre amarilla.

Y ojo que viendo los grupos, si los favoritos pasan a los octavos de final, de ahí en adelante nos esperan decenas de partidos difíciles de olvidar como un Inglaterra-Colombia, Portugal-Uruguay o Brasil-México. Y eso apenas es el comienzo. La clave entonces está en sacarse el chip que dejó Brasil 2014 y programarse para Rusia 2018. Al fin y al cabo, mundial es mundial.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.