Teoría: estos dos australianos eran de familias tan pobres que, privados de juguetes, crecieron divirtiéndose con lo que Dios les puso "a la mano". Simon Morley y David Fried se han dedicado a viajar por el mundo presentando un show en el que enseñan lo que aprendieron cuando eran jóvenes, curiosos y solitarios. Como si se tratara de aquellos globos con los que los payasos moldean french puddles y panteras rosas en los parques, ellos hacen con sus penes figuras que envidiaría un maestro del yo-yo Russell: la Torre Eiffel, el monstruo del Lago Ness y algo indescifrable llamada 'la hamburguesa'. No le temen a nada, excepto a lo único que puede dañarles su acto: una erección repentina.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.