Hace unos días fue presentado por primera vez al público el imponente Stratolaunch, un super avión de una compañía bajo el mismo nombre y fundada en 2011, por el millonario y co creador de Microsoft, Paul Allen. La presentación sucedió en el puerto aéreo de Mojave, al sur de California, Estados Unidos, y la impresionante estructura dejó a más de uno boquiabierto. Y con toda razón: el Stratolaunch es el avión más grande que jamás se haya fabricado. (Sexo, popó, emergencias y otros cosas que suceden en los aviones)

Apenas usted lo ve, va a pensar que son dos aviones dentro de uno porque cuenta con dos cabinas totalmente separadas. Pero la realidad es que las une su inmensa ala de 117 metros de largo. Para que entienda: eso es más largo que un campo profesional de fútbol. Además mide 15 metros de alto, pesa 227 toneladas, tiene 28 ruedas y necesita seis motores de Boeing 747 para volar. Todas cifras record para un avión que espera funcionar por completo a principios de 2019.

¿La mala noticia? Por el momento el Stratolaunch no ha sido pensado para uso comercial sino que tiene como propósito ayudar y facilitar las exploraciones espaciales. Por eso, su principal función —gracias a su tamaño y capacidad— será poner en órbita naves espaciales y satélites. Piénselo como una enorme grúa para cohetes. (¿El más cómodo? ¿El más seguro? Este es el mejor asiento en un avión)

Esto garantizará que los costos de combustible sean mucho menores y que las misiones espaciales sean mucho más exitosas minimizando riesgos que hay al momento de un lanzamiento. Pero para lograr semejante hito, este enorme tanque necesita que sus motores lo lleven a una altura de más de 10.500 metros y una pista de despegue de 3.800 metros como mínimo. En Colombia actualmente no existe ninguna pista de esa longitud.

Los cohetes —pueden cargarse hasta tres dependiendo del peso— irán asegurados entre los dos fuselajes y cuando el Stratolaunch alcance la altitud optima, simplemente deberán ser expulsados como cualquier lanzamiento que ocurre en la tierra. (Consejos para conseguir un ascenso a primera clase)

Aunque apenas fue presentado hace unos días, el Stratolaunch ya cuenta con la colaboración de ingenieros de la NASA para asegurar que su funcionamiento sea el correcto. La impresionante nave ya fue guardada en su hangar —que tiene andamios de hasta tres pisos— y, aunque tendrá más pruebas en tierra, la podremos volver a ver hasta 2019 cuando se espera que despegue por primera vez.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.