Se les ocurrió terminando undécimo. La idea era graduarse y salir a tragarse Suramérica en barco, tren, bus y pies. Gregorio Uribe, Alejandro Acosta y Sergio Saavedra sabían cómo ganarse lo de la comida y los pasajes: llevaron guitarra, tres cubano, cuatro llanero, acordeón, caja, maracas y guacharaca. Recorrieron Brasil, Uruguay, Argentina, Chile, Bolivia, Perú y Ecuador. Tocaban en esquinas, restaurantes y discotecas, y había días en que apenas tenían para comer. Las canciones más interpretadas: El carretero, La casa en el aire, Yolanda y Matilde Lina. Llegaron, y arrancan nuevos caminos: Alejandro escogió la Comunicación Social; Sergio, el Derecho, y Gregorio va para Boston a estudiar música. Quién sabe qué vueltas le dará al mundo cuando sea músico profesional. ¿Asia en seis meses?

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.