A medida que pasan los años, la rumba empieza a hacerse cada vez más selectiva. Sigue llamando la atención estar en el sitio de moda y ver gente conocida de vez en cuando, pero la empujadera, el calor y la chichonera ya no pegan tanto. Si usted pertenece al tipo de rumba no tan europea en la que uno además de bailar comparte con la gente, Syldavia es una buena opción para evadir filas eternas en los bares aledaños y decidirse por la comodidad, buena música y un servicio algo más personal. Esas dos puertas rojas como las de los nostálgicos ascensores Schindler de mediados del siglo pasado, pueden ofrecerle una buena fiesta y sacarlo de la rutina de entrar siempre a los mismos sitios.
El nombre, por supuesto, lo recuerdan los de la generación que leyó a Tintín, ya que hace alusión a una monarquía balcánica, también conocida como el Reino del Pelícano Negro (por el ave que aparece en su bandera). Y aunque en las aventuras de Tintín el capitán Haddock (reconocido alcohólico de las tiras cómicas) tenía problemas porque sus habitantes solo tomaban agua mineral, en esta Syldavia lo que hay es buenos tragos y mejor música. Disc jockeys reconocidos por su trayectoria en radio, como Casale, Nieto y Marocco, son los encargados de mezclar fuertes notas de dance, rock, pop y latin, creando así algo que ellos han denominado el syldancing. No es que sea algo nuevo, sino que las canciones están bien mezcladas y escogidas. Y lograr entrar a formar parte de Syldavia Club no tiene que ver, según sus socios, con edades o con maneras de vestir, sino con actitud. No le van a decir que no puede entrar por unos tenis o por un piercing porque lo que les importa no es eso, sino cómo y quién se los pone.
PRECIOS PROMEDIO: Tragos de $6.000 a $15.000 (de US$2 a US$5) y botellas de $40.000 a $300.000 (de US$14 a US$ 107)
TRAGO SUGERIDO: COCTEL SYLDAVIA (cinco tragos blancos con mandarina) $15.000 (US$5)
DIRECCIÓN: Carrera 11 con calle 80 en el primer piso
TEL.: 2554873

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.