80 % de la energía que usted gasta usualmente cuando trota le es devuelta al momento de pisar gracias a estos tenis, que funcionan como una especie de amortiguadores.

Estos tenis fueron probados en todo tipo de terrenos y en las temperaturas más extremas (desde -20 hasta 40 grados centígrados) y aguantaron sin dañarse o deformarse. Recibieron el premio de la revista especializada Runner’s World a la mejor novedad de 2013.

La tela que recubre sus pies es suave y elástica. Esto no solo hace que usted se sienta como si tuviera puestas unas pantuflas, sino que se adapta al movimiento de su pie. Además, los pies no se le recalientan, que es clave por cuestiones de bienestar y, sí, de olor.

El material BOOST fue desarrollado por la compañía química BASF, aliada de Adidas. Los científicos lograron crear miles de cápsulas que almacenan y distribuyen la energía en cada paso, por eso usted se sentirá como caminando sobre un colchón.

Los Energy Boost tienen ajustes en la parte de arriba para que nunca se le ‘coman’ la media. Parece una bobada, pero no lo es: ¿se imagina tener que parar en mitad de unos 10K porque no soporta la incomodidad que causa una media mal acomodada?

260 gramos pesa un par de Energy Boost. Los zapatos son incluso más livianos que muchos celulares: cada uno pesa 10 gramos menos que un iPhone 5.

Precio: $389.900

Por definición
La palabra boost puede traducirse como empujar, levantar, incrementar, estimular. Saque entonces sus propias conclusiones de por qué Adidas escogió este nombre para los tenis que le ayudan, literalmente, a levantar con fuerza los pies para que usted se desgaste menos cuando corre.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.