Si apeláramos a las cábalas que se usan en las transmisiones deportivas, podríamos decir que Cristopher Froome parece tener la suerte del campeón. Cuando se ha caído, no ha sufrido ni un raspón. Hace días perdió el control de la bicicleta, se salió de la carretera, pero frenó en seco y quedó firme, como los gatos cuando caen del techo de una casa. (Mario Sabato, el loco del ciclismo)

Y hoy, segundos después del ataque lanzado por el Ag2r de Romain Bardet, en el último ascenso del día, debió parar a cambiar la rueda trasera de su bicicleta, cuando ésta rasgó contra una baranda, y perseguir al grupo de favoritos que partía en fuga a 40 kilómetros de meta.

El grupo alcanzó a tomar una diferencia de un minuto con respecto al inglés, según indicaban los cronómetros de la carrera. Pero el Sky, a partir de entonces, dio una exhibición de categoría y demostró por qué es considerado el mejor equipo del mundo, el A-Team, según los diarios ingleses, haciendo alusión a la serie televisiva de los años ochenta, que se presentó en Colombia y Latinoamérica con del nombre de Los Magníficos. (Lo que más le molesta a Nairo que diga la gente)

Henao fue el primero en ponerle paso al líder. Luego vino Kiryienka y, más tarde, Mikel Nieve. Cada uno aceleró a fondo, marcó ritmo, restó segundos y finalmente reventó para darle paso a Froome. Así, el de amarillo volvió al grupo a dos kilómetros del final de la subida, listo para enfrentar el largo descenso hacia la meta en el que, otra vez, atacaría Bardet.

Los ataques del francés, sin embargo, no fructificaron. El primero, el del ascenso, que empezó situando a su equipo al frente del grupo para tirar hacia la meta, careció del toque final que obliga el ciclismo: el momento en que el líder de filas parte en solitario hacia la cumbre, o llevando a su rueda a dos o tres favoritos a la clasificación general.

Es cierto que lo intentó cuando Rigoberto Urán se unió con la intención de lanzar algún relevo, pero faltaba poca distancia para terminar el puerto y Froome ya había llegado al grupo, por lo que el embate ya no tenía sentido. En cambio, el segundo, el del descenso, apenas pudo abrir un hueco que no tardó en cerrarse.

El título de la etapa, sin embargo, se disputó entre un lote de 28 fugados que se fue disminuyendo de a poco. Bauke Mollema –del Trek– atacó al final y cabalgó solitario hasta la línea de meta por un tramo de más de 10 kilómetros. Allí, levantó las manos y se llevó la victoria del día.

La lucha por la general pudo terminar allí, de no ser porque Dan Martin partió hacia la meta para recortar distancias. Tomó los segundos suficientes para situarse en el quinto lugar de la general a un minuto y doce segundos del líder. El Tour de Francia, no obstante, revela que el título de 2017 difícilmente se definirá bajando porque los líderes no ceden en ese terreno y que la lucha por el podio volverá el próximo jueves.

Bardet deberá inventar otra cosa. Rigo continuará en el plan de aguantar hasta que tenga la oportunidad de asaltar el podio, aunque esta nunca se produzca. Aru brillará en el siguiente final en alto y Froome seguirá arropado por Los Magníficos que lo defenderán de todos los ataques, usando lo que encuentren en el camino, hasta que llegue la contrarreloj final del próximo sábado. (Cinco de los mejores ciclistas de la historia)

Nairo, por su parte, volvió a sufrir el desgaste acumulado del año. Cedió terreno durante los 40 kilómetros finales y arribó a la meta con cuatro minutos de diferencia con respecto al líder del Tour. Sus posibilidades de podio se borran, pero eso no duele tanto como su soledad: en el camino, apenas encuentra gregarios que lo acompañen.

Betancur lanza una ayuda de vez en cuando. Hace parte de una escuadra disminuida y golpeada moralmente que también está fuera de posibilidades en la competencia por la clasificación de equipos, a pesar de haberla conquistado durante los últimos tres años.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.