Unas palabras sobre mi vestido

Aunque el personaje de ‘Don Chinche’ nació antes que el programa (apareció por primera vez en Yo y tú bajo el nombre de Régulo Engativá y luego pasó por la radio), fue allí donde fue visto por primera vez con su inolvidable vestuario.

Yo mismo lo creé. El sombrero lo compré en un puesto de artesanías en Ráquira, el pantalón lo saqué de un almacén de esos en los que bajan la ropa con horqueta y la corbata de bolas la tenía de antes, pero ya estaba pasada de moda (curiosamente, ese diseño está hoy de nuevo en su apogeo). El traje nunca fue un recurso para hacer reír: simplemente, esa era la concepción de elegancia del ‘Chinche’, un hombre que soñaba con ser grande. Por eso a su miserable taller lo llamaba “la corporación”, y por eso pegaba ladrillos con la corbata puesta. Como pueden ver, el traje lo conservo entero. Incluso guardo una bolsa gigante con un gran tesoro: cientos de corbatas multicolores que los niños les quitaban a sus papás y me las enviaban. Espero algún día hacer con ellas un tapiz.



PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.