La ocurrencia del diseñador ruso Pavel Gubin de hacer una botella en forma de teta no será una obra de arte extraodinaria, pero sí resulta provocadora como extravagante. Gubin escogió como materia prima la cerámica y la moldeó y pintó de blanco y negro para apelar al gusto masculino. El contenido de la botella es un líquido lechoso con un porcentaje de alcohol de 35, y más que vodka tiene la textura similar a la crema de whisky. Sexy Tina Milky Vodka no se consigue en el mercado, así que si usted es uno de esos hombres que se caracterizan por ser obstinados, el reto de conseguirla será toda una aventura. Le damos dos pistas: ubique a algún coleccionista de botellas o contacte al propio diseñador a ver si le queda alguna unidad que le venda, archivada en el cuarto de san alejo.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.