Putumayo puede ser el único sello que publica solo compilados, discos con "lo mejor de lo mejor", y esa, su gran virtud, es también su más pronunciado defecto. El último está dedicado a las mujeres en el jazz. No las mismas de siempre, sino las otras: Gardot, Peyroux, Milman, Hartswick y Griffin. Casi todas gringas y casi todas, ahí, para gritarnos que el jazz no ha muerto.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.