SONETO A YIDIS MEDINA

Nadie más cortesana ni pulida
Ni más llena de carne y de secreto
Que la musa que inspira este soneto
Yidis Medina, maja desvestida.

Tan lindo es el cohecho como el pecho,
En blanco y negro panza y pelo lacio
Y el tórax que se expande cual palacio
Cual Palacio el ministro en el despecho.

Te doy mi corazón de corazones,
Pero muestra también las barras bravas
Que agitas cuando mueves los melones.

Te dedico la última de Cabas
Pero bájate pronto los calzones
Y muéstranos de frente todo el sabas.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.