'El Iguano', 'El Ratón', 'El Alacrán', 'Cobra', entre otros alias de los peores asesionos bautizados como animales, fueron el terror de la población. Pero animales reales metidos en la guerra a la fuerza como caimanes, perros pitbull, serpientes, leones y, como en esta foto, una pantera, fueron usados para atemorizar a cientos de personas. La escena es entre paramilitares en Santa Fe de Ralito en 2004.

'El Iguano', 'El Ratón', 'El Alacrán', 'Cobra', entre otros alias de los peores asesionos bautizados como animales, fueron el terror de la población. Pero animales reales metidos en la guerra a la fuerza como caimanes, perros pitbull, serpientes, leones y, como en esta foto, una pantera, fueron usados para atemorizar a cientos de personas. La escena es entre paramilitares en Santa Fe de Ralito en 2004.

2 / 11
En mayo de 1998, los habitantes de Puerto Alvira, en Mapiripán, Meta, tuvieron que huir después de la masacre de 24 personas. El apresurado desalojo obligó a que cada habitante llevara apenas una sola pertenencia a la mano, puesto que debía embarcar en un avión fletado por el CICR hacia Villavicencio. La niña optó por llevarse una pequeña gallina, que era el más reciente regalo de su madrina.

En mayo de 1998, los habitantes de Puerto Alvira, en Mapiripán, Meta, tuvieron que huir después de la masacre de 24 personas. El apresurado desalojo obligó a que cada habitante llevara apenas una sola pertenencia a la mano, puesto que debía embarcar en un avión fletado por el CICR hacia Villavicencio. La niña optó por llevarse una pequeña gallina, que era el más reciente regalo de su madrina.

3 / 11
Aquí se ve el avión del CICR que transportaba a la población de la vereda de Puerto Alvira hacia Villavicencio. En la esquina inferior izquierda está la niña con su gallina. La masacre fue perpetrada por el grupo de paras en el que militaba alias 'Ratón'

Aquí se ve el avión del CICR que transportaba a la población de la vereda de Puerto Alvira hacia Villavicencio. En la esquina inferior izquierda está la niña con su gallina. La masacre fue perpetrada por el grupo de paras en el que militaba alias 'Ratón'

4 / 11
Una paloma blanca, símbolo de la paz en Colombia desde el gobierno de Belisario Betancur, tampoco escapó a la explosión de dinamita sembrada por el ELN en las alcantarillas de San Francisco, Antioquia, en abril de 1999. Después de que meses atrás las Farc destruyeron la estación de Policía, el colegio servía a la fuerza pública como resguardo momentáneo. El ELN quiso mostrar su desacuerdo con esa decisión destruyendo, además, decenas de viviendas, la iglesia y el colegio.

Una paloma blanca, símbolo de la paz en Colombia desde el gobierno de Belisario Betancur, tampoco escapó a la explosión de dinamita sembrada por el ELN en las alcantarillas de San Francisco, Antioquia, en abril de 1999. Después de que meses atrás las Farc destruyeron la estación de Policía, el colegio servía a la fuerza pública como resguardo momentáneo. El ELN quiso mostrar su desacuerdo con esa decisión destruyendo, además, decenas de viviendas, la iglesia y el colegio.

5 / 11
En enero de 2003, los guerrilleros de las Farc asesinaron a 17 campesinos, lo que obligó al desplazamiento de la comunidad de las veredas Dos Qubradas y La Tupida, en San Carlos, Antioquia. Los hombres huyeron con gallinas y cerdos.

En enero de 2003, los guerrilleros de las Farc asesinaron a 17 campesinos, lo que obligó al desplazamiento de la comunidad de las veredas Dos Qubradas y La Tupida, en San Carlos, Antioquia. Los hombres huyeron con gallinas y cerdos.

6 / 11
Esta imagen también fue tomada en la tragedia de San Carlos, Antioquia. Aquí se ve a un grupo de niños, junto a su perro, esperando instrucciones de las autoridades sobre qué hacer. En el camión, al fondo, el resultado del ataque a las veredas.

Esta imagen también fue tomada en la tragedia de San Carlos, Antioquia. Aquí se ve a un grupo de niños, junto a su perro, esperando instrucciones de las autoridades sobre qué hacer. En el camión, al fondo, el resultado del ataque a las veredas.

7 / 11
Un pastor alemán, claramente marcado como propiedad de las AUC. Pertenecía al bloque de paramilitares de 'Cuco Valoy'

Un pastor alemán, claramente marcado como propiedad de las AUC. Pertenecía al bloque de paramilitares de 'Cuco Valoy'

8 / 11

9 / 11
En Silencio Viejo, Mutatá, Antioquia, Eneida y Orlando Domicó, dos indígenas embera, fueron asesinados por las Farc. Ningún organismo humanitario entró a la zona a sacar sus cuerpos. Otros indígenas hicieron la labor, a pie, caminando horas enteras mientras un caballo sirvió de transporte de los cuerpos. Sucedió el 11 de octubre de 1999. Una escena que se ha repetido centenares de veces en el territorio colombiano.

En Silencio Viejo, Mutatá, Antioquia, Eneida y Orlando Domicó, dos indígenas embera, fueron asesinados por las Farc. Ningún organismo humanitario entró a la zona a sacar sus cuerpos. Otros indígenas hicieron la labor, a pie, caminando horas enteras mientras un caballo sirvió de transporte de los cuerpos. Sucedió el 11 de octubre de 1999. Una escena que se ha repetido centenares de veces en el territorio colombiano.

10 / 11
La expresión de este mico, vestido de camuflado por un paramilitar del grupo 'Jorge 40', resume en una imagen la enfermedad de la guerra.

La expresión de este mico, vestido de camuflado por un paramilitar del grupo 'Jorge 40', resume en una imagen la enfermedad de la guerra.

11 / 11